Palestina: SioNazis, masacres y la lección del Pueblo Palestino al resto de naciones del Mundo

_palestina_historica

fhjjkhjkj

umkui,

untitled

La lección de los palestinos:

Una vez más nos encontramos viendo desde nuestros respectivos países, el Cántabro en nuestro caso, como Palestina y sus territorios son “agredidos” por las fuerzas armadas sionistas causando destrucción y muerte entre el Pueblo Palestino.
Cuanto más mayores somos, más recuerdos tenemos y más lejos van en la Historia. De cualquier manera, fue hace poco la última gran operación militar terrestre sionista, concretamente contra la Franja de Gaza, y de ella tanto los jóvenes como la gente con mala memoria se acordara.
En resumen: nada nuevo; una vez más mismo teatro de operaciones, mismo guión.
No es una guerra. No es una agresión. El lenguaje, quizás es más importante hoy que nunca antes. En esta época ciber-internetica se habla y escribe mucho, y demasiado si no la mayoría a la ligera. Ya no es el hecho de que tanto abreviar, usar emoticones, y palabras televisivas en otras lenguas este deformando el lenguaje (en casi todos los idiomas) escrito y oral. Es el hecho de la sensación existente, y demostrada en demasiadas ocasiones que se puede escribir de todo de cualquier manera. Que tras todas esas redes y filtros tecnológicos modernos se puede posar como lo que uno no es, que cualquiera puede decir lo que sea sin que, a nivel personal, se tenga que tener un mínimo de coherencia aceptable para respaldar lo dicho, o que exista un grado de compromiso mínimo e inamovible con lo que se opina, se escribe, etc. Todo esto ayuda a crear la impresión de que se puede decir cualquier cosa, de cualquier manera y sobre cualquier tema. Y que tener más o menos razón, tener más o menos coherencia, tener más o menos veracidad y lógica son ya cosas secundarias.
¿Cómo se puede decir que es una guerra? Israel, entidad sionista construida en Palestina, es una potencia nuclear para empezar, que cuenta con billones anuales en su presupuesto militar. Tienen tantas armas que no necesitan más. Pero aun así sus científicos año tras año descubren o intentan descubrir nuevas, mejores y más baratas formas de matar. Por cierto, que la bomba atómica es algo tan poco selectivo que no debería ser tan efectiva en dar miedo “a los de abajo”. Un conflicto nuclear, hoy como en la guerra fría, es algo que si no ha sucedido no es precisamente por razones humanitarias, y llegado el caso, todos saldrían perdiendo. Aun así tener la bomba atómica es un medidor, si se quiere, un símbolo de potencia militar. De Israel destaca que posee, por ejemplo, una potente arma aérea.
En el otro lado, las facciones palestinas resistentes no tienen ni tanques, ni piezas de artillería siquiera. Por supuesto no tienen fuerza aérea, tan importante en los conflictos bélicos modernos (desde los años 20). Por no tener no tienen ni fuerza naval. En definitiva que la única forma de que pudiera haber algo de igualdad bélica seria en circunscribir el conflicto a tierra, a la infantería. Y aun así, seguiría habiendo un abismo de recursos entre las partes. Pero estaría mucho más igualado.
¿Cómo se puede decir que es una agresión? Si se dice que Israel, la entidad sionista, está agrediendo a los palestinos, a Gaza…significa que antes no lo estaba haciendo. La realidad es que el pueblo palestino lleva sufriendo una agresión por parte del sionismo desde hace mucho antes de 1948. Y, bajo el nombre de Israel, el sionismo lleva agrediendo sin cesar a Palestina desde 1948.
No solo la violencia física, los conflictos bélicos en si mismos, generan víctimas. Ni mucho menos.
De hecho, no solo se hace la guerra por las armas: existe la guerra psicológica, la guerra química, la guerra económica (y también podríamos decir que existe la guerra cultural, la guerra informativa, etc). Y todas estas guerras, o facetas de la guerra, generan muchas más víctimas que “la violencia”. Todas estas facetas de la guerra, donde se pierden los mínimos códigos éticos y los pocos vestigios de humanidad, son formas de agresión, son tácticas crueles desarrolladas para conseguir ciertos objetivos, para facilitar otros, para preparar terrenos… Y las víctimas de todo esto son tantas que apenas se tienen en cuenta, se las resta importancia.
Y no solo es que sea mayor el número de víctimas, sino que muchas veces son peores. En estas guerras las víctimas son incontables y diarias. Y no nos engañemos, sufrimos esto desde Nueva Zelanda a Cantabria, desde EEUU a Rusia.
Gente que enferma, gente que muere, gente que se suicida, gente que se trastorna, gente que se deprime, gente que pierde todo lo que hace humano al ser humano, gente que huye hacia adelante buscando refugio en lo que sea empezando por las drogas y el alcohol, gente que implosiona y se convierte en eso que quieren los que coordinan todas estas guerras “de guante blanco”.
Ante la aparición de un preso ahorcado: “Yo no le mate” dijo el carcelero. Quizás, pero le maltrato y vejo tanto, día tras día, semana tras semana, mes tras mes, y con impunidad, que le empujó hasta ese punto, que es como ponerle la soga al cuello en la práctica.
Esta es la realidad mundial en este sistema capitalista globalizado que sufrimos. En Palestina es lo mismo. Asuntos por ejemplo como la destrucción de casas palestinas, hechos que llevan a cientos de familias a la miseria personal y moral. Esa gente, no muere en esas razzias destructoras, pero ¿cuantos palestinos han caído en la depresión, en la angustia y en tantas situaciones terribles sin tener siquiera un rasguño?

Mideast Israel Palestinians

LA RESISTENCIA PALESTINA
Ahora miremos un poco más atentamente. Desde 1948 la resistencia armada palestina existe. Y antes de 1948 los palestinos ya se organizaron y lucharon con mayor o menor éxito contra los ocupantes británicos y los colonos sionistas que iban llegando con el beneplácito de los anteriores.
De cualquier de las manera este tema está muy tratado, desde muchos ángulos. Habría que hablar de la OLP, de sus líderes, del FPLP, del FDLP, de la lucha internacional que se llevó a cabo, como los ejemplos de los heroicos comunistas japoneses entre otros.
Habría que analizar y hablar de los apoyos y conflictos intra-árabes en torno a la cuestión palestina. Habría que analizar que es dentro de los países árabes, dentro de ciertos sectores de la comunidad musulmana, donde anidan muchos de los mayores y peores aliados no ya del capitalismo mundial, sino del sionismo específicamente.
Por otro lado, en el lado palestino existen la Yihad Islámica y Hamás. Ambas son “organizaciones islamistas”, la primera en teoría más pequeña y algo más radical que la segunda. Y es la segunda la mayor y la más famosa de las dos, y si no es la mayor organización palestina está claro que poco le falta.
En este nuevo episodio agresivo del ahogamiento sionista contra Palestina y el Pueblo Palestino, como en tantas otras, las etiquetas mediáticas todas llevan “Hamas”: que si “Israel Vs Hamas”, que si “los cohetes de Hamas” responden a Israel, que si los bombardeos de las FDI (fuerzas de defensa (sic) israelíes) son la respuesta contra “Hamas”.
Curiosamente Hamas no es de las más antiguas organizaciones palestinas en existencia. Eso no quiere decir que los palestinos fuesen más o menos religiosos antes. Pero es un hecho que mucho antes que Hamas existían y luchaban la Al Fatah, el FPLP entre otros. Pero Hamas ha conseguido (hace tiempo ya) tomar el poder de las estructuras palestinas principales en la Franja de Gaza.
Pero lo más curioso es que en los inicios, durante los primeros pasos de Hamas esta organización recibió ciertos apoyos desde Israel, y desde luego no ocupo durante mucho tiempo un lugar especial en su lista represiva, de objetivos contra los que desarrollar todas las guerras ya comentadas. Los inicios de Hamas coinciden con una época en el que el objetivo claro de Israel era dividir la resistencia palestina y debilitar en lo posible sobre todo al FPLP y después a AL Fatah. Por eso se favoreció el desarrollo inicial de Hamas. Y a muchos estados vecinos árabes estaba claro que tanto guerrillero nacionalista, secular e incluso socialista en Palestina les hacía poca gracia.
Conviene no olvidar que Hamas es la rama palestina de una organización islámica más amplia, internacional si se quiere, y más antigua que son los “Hermanos Musulmanes”. Y también en los orígenes de esta organización conviene echar un vistazo. Muchos de sus iniciadores no es que fuesen precisamente “radicales anti-occidentales”, “anti-capitalistas”, “anti-petroleros” que se niegan a que las compañías multinacionales exploten los recursos naturales, etc. Incluso ciertas sombras de ciertos servicios de inteligencia planean sobre alguno de sus fundadores. Solo hay que apreciar lo curioso de lo sucedido con el gobierno en Egipto de los “Hermanos Musulmanes”. Claro que con Hamas se llevaron más que bien, pero para los palestinos en especial en la Franja de Gaza, fronteriza con el borde noreste egipcio, tampoco es que fuera una época de tirar cohetes de felicidad. Y tampoco se vieron muy preocupados los israelitas, fuera parte de sus actuaciones frente a los medios. Ninguno de los importantes tratados de seguridad egipcio-israelitas se vio afectados. En general, en el mundo musulmán, dentro de los movimientos de resistencia o liberación nacional árabes se percibe a los “Hermanos Musulmanes” como una agencia reaccionaria, radicalmente capitalista casi podríamos decir y, sobre todo, al servicio de ciertos regímenes árabes, de los que solo destacar Qatar. Solo hay que ver los grandes anuncios de Hamas en Gaza, en los que aparecen algunos de sus líderes actuales con otros líderes como el primer ministro turco y el qatarí entre otros.
Así, la otra organización islámica palestina, la Yihad Islámica, en cambio si tuvo desde el principio un rechazo efectivo de los israelitas. Hamás cuenta además con algo muy importante: la ayuda, para empezar, financiera de estados del golfo y otros, que le permitió hace varios años, empezar con programas de comidas, de ayuda a los pobres, y más cosas que hicieron que fuese ganando poco a poco popularidad entre la población palestina.
El hecho fue que en un momento dado (cuando Israel se había retirado cuidadosamente retirado al ver que la bola avanzaba ya sola), en que iba poniéndose a la par de las otras facciones, Hamás empezó los ataques a Israel y las fuerzas sionistas. Es el Hamás de los atentados suicidas contra autobuses, es el Hamas activamente militante contra la ocupación sionista, la época del jeque Yassin como líder, entre otros. Es el Hamas que ya empieza a sufrir la dureza de la represión sionista que ya sufrían otros. Era un cambio de época, de lo que fueron los inicios. Hamas ya se había hecho mayor.
Con sus ataques y con las represalias después de estos Hamas salto a la fama internacional y sobre todo gano mucho terreno a nivel nacional palestino. Gano terreno en una época que por cansancio y sobre todo ciertos errores de estrategia como en el caso del FPLP, otras facciones perdían parte de su influencia en la población palestina. Una época donde por ejemplo la OLP, liderada básicamente por Al Fatah, tenía escaramuzas negociadoras con Israel, que llevarían a los Acuerdos de Paz, que llevarían a la creación de instituciones palestinas propias en zonas como la Franja de Gaza y Cisjordania, las dos únicas partes de Palestina que no están directamente dentro de Israel. Y con ello otros asuntos: la corrupción; y conflictos inter-palestinos. Militantes de Hamas, por ejemplo, sufrieron malos tratos a manos de policías palestinos. Con ello Hamas ganaba aún más una reputación de organización combativa, honesta, patriota.
Pero claro, con todo esto que sucedía… en realidad el asunto de Palestina se diluía, el tema de la vuelta a las fronteras de 1967 (por no mencionar las de 1948) iba y venía pero con cada vez menos fuerza, el tema de los millones de refugiados palestinos cuyos derechos seguían siendo violados y olvidados no se tocaba. Los palestinos dentro de Israel eran, y son, ciudadanos de segunda en la práctica. Y en Gaza y Cisjordania peor. Rodeados por la maquinaria bélica sionista, con restricciones de movimientos, con sus vidas en sus manos, dependiendo de su voluntad e intereses y, aparte de esto, con unas condiciones de vida diarias no muy fáciles que las nuevas autoridades palestinas tampoco facilitaban mucho más. Pero aun así más de un palestino y de dos se hicieron millonarios.
En este contexto Hamas, que todavía no se había aupado al poder oficial en Gaza, jugaba la baza de ser la organización más activa militarmente contra Israel, la que le daba los golpes más espectaculares, la que ayudaba a los pobres y estaba en contra de la corrupción, en contra de los acuerdos con el enemigo, etc. En sus discursos su islamismo era a veces superado por su nacionalismo. No es de extrañar que, en gran parte a costa de organizaciones seculares y socialistas, su apoyo y fama aumentase y aumentase.
El tiempo va pasando. Varios de sus líderes históricos mueren, tanto políticos como de la rama militar. Pero mucho más importante: muchas de sus políticas van poco a poco cambiando. Tiempo atrás que quedan las operaciones de martirio dentro de Israel (como las de los autobuses, que son tema de otro debate) y que tanto apoyo le dieron entre una gente que veía como eran agredidos continuamente, con impunidad. Ya no les servían a sus intereses. Esa etapa también fue superada. Solo hay que ver la sorprendentemente escasa respuesta que desde Hamas hubo con el asesinato del jeque Yassin. Ante la muerte de este destacado e histórico líder de Hamas postrado en una silla de ruedas por un accidente de juventud, muchos creían que Hamas respondería en consonancia, con firmeza. Pero no. Casi paso desapercibido el hecho.
Cierto es que seguía habiendo ataques llevados a cabo por militantes de Hamas y su rama militar, pero su intensidad y espectacularidad eran menores. Está claro que el sionismo está preparado en el terreno militar y atacarle no es nada fácil, pero el hecho es que estos militantes no hacían cosas que no hiciesen otras facciones de la resistencia palestina, pero si se llevaban la fama por así decirlo.
El dinero les sigue llegando y ellos aparte de todo lo dicho, crearon alguna cadena de televisión afín y otros medios, y seguían con ciertos programas de ayuda social y beneficencia básicamente en Gaza.
Y es así que resulta que se llega al punto en que Hamas gana unas elecciones y legalmente se hace con el poder de las instituciones palestinas en Gaza. En Cisjordania el control seguía básicamente en manos de Al Fatah. Israel monta el numerito con la excusa de que sus antiguos protegidos habían ganado las elecciones. Ahora tenían, aparte del resto de su arsenal sionista, la baza de que unos “islamistas” se habían hecho con el control de Gaza.
Sobre el terreno empieza a pasar lo que algunos, sobre todo desde las organizaciones palestinas socialistas, intuían: que Hamas no iba a ser tan distinto de Al Fatah, e incluso peor en ciertos aspectos.
Mucha de la radicalidad militante inicial nacionalista de Hamas ya se había perdido hace tiempo. Los casos de corrupción entre sus miembros no eran ni pocos ni pequeños. Su nacionalismo había ido “misteriosamente” decayendo a la par que tapaba ese espacio con ese islamismo importado del Golfo, de paso dejando de criticar ciertos asuntos, aceptando ciertas cosas, llevando a cabo incluso ciertas negociaciones, etc. En resumen, que se convirtió en un Al Fatah, pero islámico, lo cual no sorprendió a muchos.
A Israel evidentemente le da igual. Ellos tiene una buena baza para consumo interno: que si son islamistas, que si son intransigentes, etc. Solo hay que ver el tratamiento de los medios de comunicación globalistas e internacionales: a Hamas le siguen poniendo una aureola de grupo de resistencia, opositor, etc. cuando hace mucho ya que va por otro lado. Curiosamente nunca ponen los enormes anuncios de esos musulmanes árabes amigos de Occidente que salen fotografiados con líderes de Hamas. Destacar que muchas de las acciones de las otras facciones de la resistencia palestina, desde el FPLP a la Yihad se le atribuyen a Hamas. Y estos, como en otros asuntos, no se preocupan en desmentir nada y si lo hacen no llegan muy lejos sus desmentidos.
JULIO, 2014
En lo que está pasando en este julio de 2014 se ve claramente. La respuesta inicial palestina en cohetes tuvo como responsable de casi 100 cohetes al FPLP.

hhhhmmmmb

Pero, ¿de quién se habla?¿A quién se le atribuye los ataques? Sí, a Hamas. ¿Que los sionistas destruyen un bloque de casas asesinando a un líder del FPLP y a varios miembros de su familia casi todas mujeres como su hija (y también un hermano suyo líder local de la Yihad)?…ni una sola palabra. Que si Hamas, que si los militantes de Hamas, que si los líderes de Hamas. Aparte de estos y Al fatah, parecería que no hay más facciones palestinas. Y esto con toda la información y los medios que tienen.
El caso de los 3 jóvenes sionistas supuestamente capturados y muertos por la resistencia palestina fue la excusa para iniciar la actual fase de castigo bélico sobre los palestinos.
Primera respuesta: un menor palestino en Jerusalen fue secuestrado por sionistas y quemado vivo. Pero había que dejar claro a los “subhumanos” palestinos quien manda, y como el secuestro y asesinato de ese joven palestino parece se les quedo en poco, se empezó con las misiones de castigo de la fuerza aérea sionista, el uso de misiles y artillería pesada contra zonas densamente pobladas como en las mejores fases del avance alemán sobre territorios soviéticos.
Ciertos analistas dicen que detrás de todo está el intento sionista de romper el acuerdo de gobierno de reconciliación palestino entre Hamas y Al Fatah alcanzado previamente este año y de fecha reciente.
Hay quien alude a la coincidencia de que el jefe del Mossad teorizase antes del secuestro de los sionistas… con el hipotético secuestro de tres jóvenes… preguntándose si no era demasiado conveniente para Israel que pasase esto, y que si no es un trabajo directo sionista para buscar una excusa para atacar, alguien había hecho un favor a Israel con la acción. Otros dicen lo obvio: que es curioso que sin ninguna prueba desde el principio toda la culpa cayese sobre Hamas.
Pues bien, ya se ha visto que en demasiadas ocasiones Hamas se lleva el crédito del trabajo de otros. No es algo especialmente extraño que la culpa cayese en Hamas, y menos aún si aceptamos que a Israel no le gusta el acuerdo inter-palestino y una forma de atacarlo es atacando y desacreditando a Hamas. No le gusta porque significa unidad entre palestinos. Es muy antigua esa táctica imperial e imperialista de dividir y conquistar.
Por el lado palestino desde el primer instante tras la desaparición delos jóvenes sionistas organizaciones nacionales palestinas no criticaban la acción ni mucho menos, recordando el derecho del pueblo palestino a la lucha y resistencia. El quien lo había hecho era secundario para algunos. El asunto es que eso era una expresión de la resistencia nacional palestina contra la situación existente, contra la ocupación y contra los ocupantes, y que ese era el hecho a tener en cuenta. Y es que la situación existente es de ocupación y agresión permanente contra el Pueblo Palestino y la misma Palestina.
Y en esto volvemos a recordar que el nacimiento de todos los problemas tiene una fecha: 1948. Y que más allá de esa fecha, en la Historia se extienden ciertas raíces, que son básicas en este asunto y su justa comprensión, como el hecho de que de repente el Imperio británico otorgase Palestina al Congreso Sionista Mundial para crear en ella un estado suyo y propio. Asuntos como este, como el propio Congreso Sionista, rechazado por decenas de miles de judíos auténticos alrededor del mundo, como la declaración Balfour no deben nunca dejarse fuera si alguien se pretende hacerse una idea medianamente informada, veraz, justa, y apropiada.

5-mapa

Que Israel hace todo lo que hace como respuesta a las acciones palestinos es una falacia. Que los hace para luchar contra los islamistas de Hamas es mentira. Hace lo que hace porque quiere, porque puede, porque goza de una inexplicable impunidad a nivel mundial, y porque su naturaleza es la que es: invasiva, imperialista, fascista y colonial. Palestina no es Israel. Israel en Palestina es una fuerza ocupante que hace lo que hace todas para mantenerse y consolidarse, aunque con ciertas características propias. Lo único que hace diferente es el uso del sufrimiento de los judíos europeos a manos del criminal nazismo para su propaganda y fines. Pero después hacen casi lo mismo que ellos contra los palestinos. No es curioso que haya muchos judíos antisionistas, y tendrían que ser más y más visibles.
Todo esto nos demuestra lo complicado de ciertos aspectos en lo referente a Palestina, lo sencillo de otros, y que si puede ser difícil de comprender ciertas etapas o eventos para mucha gente menos interesada, menos preparada, etc.
Pero sobre todo nos demuestra la dura prueba del Pueblo Palestino contra el sionismo, desde los años 30 pero en especial desde 1948 con la creación física en Palestina de la entidad sionista llamada Israel. Un Pueblo, que previamente había estado bajo el mando y ocupación británica, y previamente otomana, de repente se veía enfrentada en su propio hogar contra una de las fuerzas más organizadas y poderosas en el Planeta en los últimos siglos; el sionismo. Sionismo, que aparte de todo lo suyo (que no es poco), cuenta con la más estrecha de las colaboraciones del estado más poderoso del mundo por décadas, los EEUU, y por los sectores más poderosos e influyentes del capitalismo mundial. Casi nada…
Esta maquinaria puede oprimir, manipular, mentir, comprar, degenerar, corromper voluntades individuales y colectivas. Y cuando no, la mano dura sin guante. Pero como ya se dijo, hay muchas clases de guerra. Y todas ellas son usadas.
Esa es la mayor lección de los palestinos. Que a pesar de todo, a pesar de la dureza y las complicaciones…no olvidan quienes son. No olvidan ni Palestina ni que son palestinos. Y tampoco olvidan sus derechos y lo que es suyo.
Y están dispuestos a luchar en una batalla tan aparentemente desigual, contra un enemigo tan superior en armamento que el mero hecho de hacerle frente es una victoria para la causa palestina.
Se podría plasmar en la imagen de los niños lanzando piedras a los tanques sionistas. La imagen de la dignidad de un pueblo. La imagen de que si se puede.
A todas y todos los que en otros lugares del mundo se encojen ante la capacidad represiva del sistema capitalista en sus países, a los que siempre ven lo negativo, el dilema, que siempre tienen el discurso de que no sirve para nada la acción de verdad a nivel nacional y local, a las y los que lo ven todo tan cuesta arriba para hacer algo y dejar de hablar que para que intentar nada… A todas esas y esos la dignidad palestina en su lucha, en su resistencia contra el sionismo les deja en evidencia.
La resistencia palestina sea armada, sean jóvenes montando barricadas o sean los niños lanzando piedras a la maquinaria pesada es un grito atronador contra todos los “pesimistas”, ”apaciguadores”, ”falsos radicales” y “charlatanes” (por muy florido que sea su discurso y actuación), que les deja desnudos.
Si, que sí, que los tiempos cambian, pero ahí está eso, que demuestra que hay cosas que son como son. Y que eso del discurso de “los nuevos tiempos”, “una nueva era”, etc, no es más que una vulgar excusa para no hacer y una patraña que favorece al sistema y por eso la apoya, pues es decir que si bien la injusticia y la opresión siguen… claro, estos son otros tiempos y el mundo ha avanzado, y la resistencia y la lucha ya no tienen ni sentido ni lugar. Vamos, algo que se lleva diciendo desde hace muchas décadas antes de la aparición del primer ordenador. E incluso antes del conflicto palestino que conocemos.
En general, para fuera de Palestina…una lección. Lección de valor, de dignidad, de esfuerzo, de lucha, de resistencia .
Un pueblo con pocos recursos pero con voluntad contra una maquinaria poderosa, impune y agresiva.
Si el pueblo palestinos puede revolverse contra sus opresores de vez en cuando ¿por qué no los cántabros u otros pueblos oprimidos? ¿Que nos lo impide estando como estamos también bajo la opresión, la injusticia y la explotación?
Pues si nos gusta ni la injustica, ni la opresión ni la explotación, pues nada. Pero si tanto hablamos sobre esos temas pero mucho menos hacemos contra ellos será que algo nos impide la acción, sea lo que sea. Existe algo que evite que hagamos cosas reales, concretas, físicas. Algo debe ser pues como nos demuestran los palestinos en condiciones mucho peores SI que pueden los pueblos revolverse contra la opresión, ocupación y explotación. Es un poder y es un deber.

hmdghmghmhmh
ddcc
dddcccc

Advertisements

0 Responses to “Palestina: SioNazis, masacres y la lección del Pueblo Palestino al resto de naciones del Mundo”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: