El fenómeno “Podemos” analizado desde una posición cumunista y desde el País Cántabru – Podemos, la izquierda virtual y española del Sistema

Podemos, la izquierda virtual y española del Sistema

Es aberrante el fervor mediático que ha desatado el grupo “Podemos”.
Para empezar poca gente tanto en el País Cántabro como en España parece que repara en que “Podemos” es, salvo una palabra, exactamente igual que el “Yes, we can” de Obama, eslogan de su primera campaña que significaba “si, podemos”, cuando jugaba la baza de su color de piel y de cierto aura “izquierdista”, de cambiar las cosas, como cerrar Guantánamo, etc. Esto que puede parecer poca cosa, no lo es tanto.
Esto, seguro algunos lo definen como una “teoría conspirativa/de la conspiración”, es casi anecdótico con otras muchas cosas.
Para empezar, es casi gracioso ver como en un programa, a veces de humor, de cierta cadena les empezaron a defender tras los resultados de las elecciones en las que se iniciaban. Las críticas no son pocas, y variadas, muy variadas. Desde la derecha y desde la verdadera izquierda. Tantas molestias se tomaron que hasta un video hicieron, en el que de paso intentan reírse de las “teorías conspirativas”.
Pero, antes de seguir con el programa y su cadena, el fervor mediático de una u otra manera ha, en teoría, contagiado (en teoría pues la otra opción es que la sorpresa no sea tan grande como nos venden) a cadenas supuestamente opuestas también. En definitiva, a todos los medios de comunicación de masas que son, todos, capitalistas, globalistas y, curiosamente (por teórica contradicción con su ferviente globalismo), españolistas…les ha entrado ese fervor “Podemos” que es, como se ha visto, publicidad para ellos.
Está claro que, con todo esto y cada uno a su manera, lo que los medios están haciendo es apuntalar el “fenómeno Podemos”. Y esto, como todo(y sobre todo en lo que hay ciertos intereses de poder, económicos, políticos, españoles), por algo será.
La propaganda y publicidad, como antes de las elecciones a la UE, les rodea. Si unos les ponen bien, pues porque les ponen bien, les dejan soltar su mensaje, etc; si otros les critican, casi mejor, para la apariencia de ser “izquierdistas, indignados, radicales”, etc. Por ambos lados les viene bien. Por ambos lados tienen la publicidad a mansalva.
Y todos sabemos, o deberíamos saber que los medios del Sistema -esos que les defienden y esos que les critican- ante algo alternativo de verdad, algo que no esté en su línea socio-política e ideológica, que sea contrario, de verdad, a sus muchos intereses, lo silencian, lo ningunean, lo marginan. Y cuando ya no lo pueden esconder, silenciar lo atacan, una vez más, desde todos los lados. Solo hay que ver los comentarios de ciertos progres e “izquierdistas” ante ciertos eventos no preparados.
El asunto con Podemos es que su fama, su relevancia se ha originado en los medios de comunicación. Negarlo es negar la oscuridad de la noche. Por tanto, el primer paso (de silenciar, marginar, etc), que es muy importante no se da por eso mismo. Porque el “fenómeno” y su líder, no han saltado a la luz: han aparecido en pantalla. Que podrá sonar parecido pero para nada es lo mismo. Para salir en pantalla se requiere de unos procesos, unos consentimientos que él o la que los niegue está negando la más básica realidad, aunque a algunos les haga por sonar “conspirativo”.
Y esto es crucial. Estamos ante un “fenómeno” si, pero del Sistema, generado por el Sistema y en unos parámetros, por tanto, aceptables para él. Los resultados de su primera contienda electoral es una muestra de que en la actualidad, en las sociedades que están bajo el Estado español, el nivel político, la concienciación y la preparación ideológica en términos generales está bastante mal. En una palabra: la alienación es importante. Consecuencia del proceso globalizador y lo que ello conlleva, que es, entre otras cosas, buscar la alienación, el dejarse llevar por la veloz dinámica del Sistema y sus ideologías, valores, etc. Y para que la gente se deje llevar, primero hay que alienarla en caso de ser necesario este paso. En definitiva esta interrelacionado.
“Podemos” es izquierda virtual, es un producto del Sistema Capitalista y globalista, con toque español, vamos, adaptado a su España. Aquí entra una contradicción enorme: su globalidad ( de derechas…y de izquierdas) supone aceptar todos esos conceptos de mundo global, interconectado (hasta mediados, finales del s.XX parece ser los continente no tenían contactos, la gente de distintos lugares se creían solos en el Mundo , etc.) pero sin dejar el españolismo. Su globalismo lo que si implica es dejar de lado los sentimientos nacionales, no los estatales, los imperiales. Y en España se da el mejor ejemplo. Su globalismo implica para un cántabro, por ejemplo, dejar de lado deseos (y consiguiente lucha) por su libertad, su independencia, su personalidad propia, pero aceptar España y abrazar el españolismo, que es el nivel más bajo o “local” (sic) en la globalización. En Podemos lo tiene claro: son españoles, son españolistas, eso sí “del S.XXI”. Y no se les ve para nada anticapitalistas, citando incluso su líder a Keynes como economistas. Son, en el mejor de los casos, reformistas,
Ya por esto, cualquier apoyo de “izquierdistas y soberanistas” y demás corrientes que se consideran de la izquierda, sobra.
Cuando desde el programa antes mencionado, intentando vacilar y entre risas (actitud que hay que tener en cuenta y analizar porque la actitud de la “izquierda” del Sistema globalista en el terreno ideológico, político y social) se preguntan entre chascarrillos “¿Quién está detrás de Podemos?” la respuesta es clara y sencilla: entre otros vosotros, que tanto defendéis su “honor” político y raíces.
La Sexta, que se debería llamar “la siesta” por lo cansinos y soporíferos que son, tiene, entre otros, a un clásico de esa izquierda, que de izquierda tienen lo que el PP de popular, a uno como el Wyoming. Este elemento, que es que mejor no definirle pues quedaría peor muchos otros teóricamente peores, ha creado escuela.
En La Sexta, o la Siesta, desde su programa de “debate” es donde se ha producido el lanzamiento al estrellato de ese profesor universitario de “ciencias políticas” que es el líder de Podemos. En concreto de este líder o gurú, solo decir que conviene oír el relato de la “heroica” gesta suya contra, aliado con unos raperos, 3 contra 1, contra unos “lumpenes”. Pablo “el Huesito” Iglesias es, a todas luces, un arribista, que por su inteligencia, forma de hablar y la pose que adquiere, quizás sea más y peor que eso.
El número tres, por si hacían pruebas de la verdadera ideología de Podemos, y eso es lo importante y no son nada nuevo y no hacía falta (quizás a España sí), un destacado ex – fiscal del Estado ya dejo claro su españolismo y su animadversión a los “nacionalismos”. Su crítica era la de “la izquierda”, decía. Pero lo que a él, como a tantos otros antes y ahora, les falto acabar la definición y decir española: izquierda española. Pero lo dicho, de izquierdas la pose, española la esencia.
En resumen, que son una válvula de escape del Sistema, supuestamente por la izquierda. Mucha gente cansada con iU, y que decir del PsoE, en Podemos ahí han tirado la papeleta. Pero iU también ha subido.
De hecho, seguramente a quien más ha perjudicado Podemos es a su adversario político natural aunque no se diga: UPyD. Se mueven en terrenos parecidos aunque a primera vista parezca lo contrario.
El asunto es que Podemos, quizás de primeras como experimento del Sistema y a ver que conseguían con su nueva “bomba de humo” política, no les ha salido mal. Algo no tan sorprendente en la era de la TV, el Internet, Facebook y wasups. Tener presencia y publicidad en los medios, en Internet es, para llegar a sectores sociales no-concienciados y/o alienados básico. De hecho, los “círculos” de Podemos son una consecuencia de ello.
Y por supuesto, si el Sistema consigue engañar, desviar y manipular a la gente a través de Podemos, algo que en parte están consiguiendo (progresos que con todo el apoyo directo e indirecto sea quizás hasta menos del que tendría que haber sido) el Sistema seguirá apoyando y publicitándoles, que es, como se ha dicho, lo que están haciendo. Desde los resultados, su masiva presencia mediática es claramente un apuntalamiento del Sistema a los resultados de este grupo para intentar su permanencia política.
Conviene señalar, por otro lado, que todo este “fervor” mediático (publicidad encubierta) en realidad no se corresponde con el número de votos conseguidos. Sí, han sido 5 escaños de no tener ninguno, pero en número de votos son 1 millón y algo. En un Estado como el español que tiene al menos 40 de “ciudadanos”…no parece que nadie se haya acostado monárquico y se haya despertado republicano (hecho que como sabemos es imposible o cuanto menos poco fiable a largo plazo). Aun así, el fervor mediático agranda el ruido y el humo entorno a Podemos, consiguiendo que parezca que es una corriente de aire freso y renovador, totalmente distinto a todo lo que había.
Pero no le viene bien solo por eso Podemos al Sistema y concretamente a España.
Por otro lado, y no menos importante es el asunto que esta “bomba de humo” demagógica y calculada (por eso peligrosa: a saber si existen conexiones con ciertos “sectores” del Estado español; aparte de tener como número tres a un antiguo e importante fiscal que de por si alguno tendrá) le viene bien a la derecha española. Pero no a la derecha “civilizada” no, sino a esa derecha que está a escasos milímetros de estar en el campo del fascismo abierto. Porque es normal que no les guste a los otros grupos españoles que uno que llega casi de nuevas (lo dicho, la presencia mediática, que hace mucho en la época actual, venía de lejos) llegue y se lleve parte del pastel que querían para ellos.
El poner a Podemos como un “auge” de la izquierda radical, de los indignados, de los anti-sistema es un chiste malo, y en política y sobre todo en ciertos asuntos chistes pocos y de ser buenos.
Pero a la derecha muy de derechas le viene bien todo esto. A través de Podemos pueden ellos elevar su tono y su demagogia. Más o menos como decir: “ellos publicitan Podemos, que son muy radicales, etc., entonces nosotros publicitamos a nuestros radicales, a los neofascistas y al discurso fascista tradicional”.
Volvamos a los orígenes del “fenómeno”. En los debates, que dicen ser abiertos y plurales, ponen al líder y a Podemos como la opción, la opinión más a la izquierda. Esta falacia es muy peligrosa. Por un lado, castran a la verdadera izquierda, esa que –aunque la derecha lo silencie- es más crítica con Podemos (y lo encuentran sin tener que salir de Madrid, sin venir a “provincias”) que la propia derecha, limitando en ese supuesto debate el abanico muy en el centro…mientras que abren campo a la derecha. Esto es por tanto, derechizar el debate bajo la falsa apariencia de que todas las opciones están presentes en el debate.
La derecha pone a Podemos como la izquierda más izquierdista, “radicales”, cosa que evidentemente no es por mucho eslogan y discurso, y después, con su éxito en las elecciones avivan “el miedo”. Esto en definitiva viene a ser como cuando la derecha y el fascismo criticaban al PsoE por ser antiespañol, etc. En una palabra: demencial. Y peligroso a largo plazo.
Por último, esta “bomba de humo” calculada y creada por el Sistema y España, ha servido también para algo que conviene no olvidar.
Todo este “fervor” viene por unos resultados en unas elecciones que eran en la UE, vamos, que no se ceñían al Estado español. Habría que hablar de sus resultados. Pero no, con Podemos ya tienen los medios debate. Y es que, aparte de hablar del “fenómeno” español, ¿no hay nada más de qué hablar?
Si lo hay, y algo tan importante como el avance electoral de grupos neofascistas y neonazis, que en numerosos estados de la UE ha sido bastante importante.
¿Habrá hecho referencia el gurú de Podemos a ese asunto?
¿Su flamante ex fiscal que tanto critica a los nacionalismos, habrá dicho algo de esas mutaciones ultraderechistas y fascistas, mal llamadas a veces nacionalistas (aunque en verdad, por mucho que lo intenten fascismo y nacionalismo tienen bastante menos que ver que lo que nos intentan vender los globalistas, como Podemos, y es que de hecho la Historia nos demuestra lo “internacionalista” ha sido y es el nazismo y fascismos verdaderos…y la globalización destructora) que han sacado buenos resultados en las elecciones en los que ellos han participado?

JC

Advertisements

0 Responses to “El fenómeno “Podemos” analizado desde una posición cumunista y desde el País Cántabru – Podemos, la izquierda virtual y española del Sistema”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: