Ejemplo de discurso reformista regionalista “cántabro” disfrazado de “izquierda cántabra”

POR UN ANALISIS SERIO DE LA REALIDAD POLITICA E IDEOLOGICA ACTUAL EN EL PAIS CANTABRO

Las partes que se van a comentar son de un articulo ha sido sacado de Enfocant y está escrito por un individuo al que no hace falta nombrar porque ya se publicita él solito, aunque sea subliminalmente muchas veces.
Cojemos partes del artículo evitando lo que el mismo definió en su día hacía un compañero de “batallitas” ( “recuedos de culebrón” y otras perlas similares; debe ser que lo que hacen los demás y esta mal si lo hace él esta bien).

Es destacado, o mejor dicho se destaca (aparte por su actividad pasada desde que entro en cierta organización de lo que quizás haya un día que hablar) por su lenguaje inteligente, pero si bien consigue engatusar a muchos, no consigue ocultar realmente sus ideas, su forma de pensar y pertenencia ideológica: el reformismo anticántabro. Eso si bajo un elaborado disfraz, y mucha labia.

Recuerdo con gran emotividad aquel verano de 2011 con la gente en las plazas conquistando el epicentro del debate político. Son escenas de situaciones en las que el pueblo, harto, denunció la situación que vivía, y fue capaz también de construir por sí mismo herramientas que le permitieron transformar su realidad. Ese es el gran reto ahora y el motivo de la puesta en marcha de la Red Cántabra de Defensores/as del Común.

Como muchos otros antes que él, pues a su pesar su originalidad es escasa e inventar e innovar lo hace poco, resulta que tiene esa “costumbre” de hablar en términos grandilocuentes de los eventos y campañas en las que ha estado involucrado, lo cual es licito, pero sin nunca ir a los resultados. Y ya puesto en los resultados, eso de la autocrítica, algo común a cierta “izquierda” no existe. La culpa siempre la tienen otros, y si no, hablemos mal y critiquemos a ciertos individuos, y así aparte de intentar dañar reputaciones políticas de adversarios políticos (en su caso cántabros y de izquierdas realmente) se desviara la atención
Estas conquistas, como muchas de las “victorias” de la izquierda reformista, de los oportunistas, resulta que fueron menos que efímeras. Esa supuesta conquista supuso titulares de prensa y publicidad que es lo que quieren muchos. Y supuso que la Brigada de Información pudo recabar muchos datos tranquilamente, ver el panorama sin trabajo, etc.

Aparte que el debate político puede ser más o menos profundo, más o menos diverso, más o menos libre, más o menos honesto. *

Sobre lo de: “el pueblo, harto, denunció la situación que vivía, y fue capaz también de construir por sí mismo herramientas que le permitieron transformar su realidad”

Este comentario tan “bonito” es tan irreal que no merece la pena. Si la realidad del pueblo cántabro se esta transformando pero para mal, mientras avanza al aculturalización y la colonización.

Lo destacable es que, este individuo, tan “cantabrista” él (¡sabe hablar hasta cántabru!), ¿a qué pueblo se refiere? Desgraciadamente es cantabrista básicamente en la intimidad, el mismo lugar done Aznar hablaba catalán. Viendo sus escritos pocas veces utiliza términos nacionales concretos como “País Cántabro”, “pueblo cántabro” llegando a utilizar muchas veces el término región y otros en total consonancia con la línea oficial.

Y me sitúo en nuestra realidad actual, con un Régimen infestado de corrupción e incapacidad, cada vez más despiadado y deslegitimado. Somos tan conscientes de que ha llegado el momento de pasar de la indignación a la acción, como de que no estamos inventando la pólvora.

El momento de pasar a la acción, así en general, en el País Cántabro, y por lo cántabro, lo popular, hace tiempo que paso. Y de hecho, es curioso que una persona que se reía del concepto de militancia real y consistente cuando se le proponía y lo tachaba (como algo malo) diciendo que “¡eso es ser un revolucionario profesional!” adopte cierto lenguaje, como veremos mejor mas adelante.

Ya hace mucho que colectivos honestos vienen trabajando estrategias de unidad popular y acción directa.

No se comprende: ¿no había que pasar de la indignación a la acción?
Además, este individuo de honestidad, política que es la que nos interesa aquí, nada puede decir. De hecho, es un discurso que si bien otros le usamos, en el resulta nuevo y extraño para los que le conocen.

Después está la diferencia de conceptos que supone la acción directa. La cantidad de propaganda, que podría ser acción directa a través de pegatinas, pintadas, etc, ha bajado de unos años a esta parte sobre todo en lo que se refiere a ciertos sectores.

Sobre la unidad “popular” es un tema muy trillado. Unidad de quien, sobre que, etc. Parece que va en la línea de unidad “popular” entre los que en este país ya están mas o menos unidos; pcpe, sindicatos no oficiales, algunas asociaciones de diverso carácter.

En lo importante, en lo ideológico, no dice, nunca dice nada, pues NADA se propone. Más de lo mismo, mas regionalismo camuflado de soberanismo, etc.

Nuevas tácticas de comunicación y participación como las de la Asamblea contra el fracking o la PAH, haciendo trabajo serio desde la base, han obtenido importantes victorias y demostrado que “sí se puede”. La necesidad y a la vez oportunidad es generalizar esos encuentros con la gente, ese apoyo mutuo y esas movilizaciones solidarias, esa autodefensa popular, a tantas causas que lo merecen. Que no constituyan victorias esporádicas en un contexto generalizado de retrocesos, sino un referente para darle por completo la vuelta a la tortilla.
Hablar de autodefensa popular, sabiendo a lo que se refiere es obsceno. Autodefensa popular, ejemplos de ella, se pueden encontrar en Ucrania, en Irlanda y en otros lugares. El está muy lejos de proponer cosas que siquiera se le acerquen. En definitiva, que su concepto básico de autodefensa “popular” es tener el teléfono de la policía –española- a mano.

Si es destacable que todo lo nuevo, que tanto él como otros en su línea, pasa por abrazar las nuevas tecnologías, pasa por que sea “en la red”, a través de Facebook, de intercambiarse e-mails. En la calle lo justo, de hecho, mucho menos que lo justo. De hecho, bajo su dirección (que el, como algún otro convenientemente niegue) le presencia propagandística en la calle, de lo que fue la izquierda soberanista, ha disminuido considerablemente. Claro, que ante esto, el argumento suyo será que bajan a manifestaciones que otros, por lo general o total, españolistas de izquierda convocan.

Por otro lado, es innegable que es oportunista usar el trabajo de la asamblea contra el Fracking, que si bien tiene a un grupo de gente admirablemente trabajando, también tiene a gente anónima apoyando, difundiendo el mensaje, e incluso a gente “del PP” y otros involucrados.

Y si se puede si se quiere: como luchar desde el cantabrismo por el País Cántabro, lo que parece que cuanto más pasa el tiempo más se le olvida a algunos. Puede que ellos siempre hayan sido así, pero esta claro que han descafeinado, hablando en general, bastante.

En el tema de la educación algunos hace bastante ya dijimos que se podría aprovechar para sacar el tema de la cultura cántabra, de la falta de enseñanza de cualquier aspecto cultural e identitario cántabro, y soltamos algunas ideas: que en institutos y colegios se hicieran bolera, que se enseñase la obra de Nel Llano, Jesus Cancio y otros, etc. Una vez eso cayó en saco roto, ante supuestos “cantabristas”, “soberanistas”.

Unid@s y coordinad@s por encima de siglas pero con el apoyo de los colectivos sociales honestos, podemos ser un referente a la hora de denunciar abusos laborales o agresiones medioambientales, tejer un movimiento que ayude a frenar a los camiones del fracking o los desahucios, construir alternativas populares a sus mercados o fiestas, etc.

Las posibilidades de esa Red son todas si participamos aportando cada un@ lo mejor de sí con honestidad. Damos el primer paso mañana XXXX
Ojalá consigamos confluir por fin los defensores de tantas causas justas, porque el pueblo vencido jamás estuvo unido.

Viene a reconocer sin hacerlo, que a pesar del lenguaje victorioso y de conquistas inicial, que hay mucho que hacer, que hay mucho trabajo, que hay poca militancia por tanto, pues a veces las cosas no dependen del número sino de las ganas, del esfuerzo, de la calidad.

Y si se destaca el discurso de este individuo, DSG, es porque es alguien el “muy” comprometido, “muy” militante y “muy” cántabro. en teoría. la práctica grita otra cosa.

Y por eso sorprende, pues tras conseguir apartar a cierta gente que no estaba en su línea o mejor dicho le seguía (con métodos más que discutibles pero esa es otra historia) y ser, como dicen algunos paisanos, “el amu del prau”, no lo ha aprovechado para plasmar todas sus nuevas ideas, su esfuerzo, su militancia, su altruismo, su compromiso con Cantabria y este País Cántabro.

En cambio, lo que le vemos es, como a otros, revolotear sobre las mismas ideas y conceptos, evitando claramente otros.
Lo que evitan es la lucha comprometida, honesta y verdadera por la liberación social del Pueblo Cántabro y liberación Nacional del País Cántabro desde posiciones populares, socialistas, antiimperialistas.

Y también se evita algo que YA SE propuso hace mucho tiempo: un debate ideológico real, honesto entre las distintas “corrientes” de pensamiento existentes, sobre las distintas visiones y propuestas sobre una mesa, donde la dialéctica sea la ley,

Las ideas, que traen y llevan, NO son nuevas, aunque algunas tengan un barniz modernos. Como las de aquel proyecto RAIz, uno de tantos, y que la Historia ve tras vez, sin necesidad de malas artes ni nada, aparta, sin que ni consigan siquiera despertar expectación fuera parte de las bases de ciertos sindicatos y asociaciones de siempre. Todo ellos desde posturas y posiciones en verdad reformistas, revisionistas, y hasta troskistas. Pues aquí hay casos de gente que no se define ni comunista pero que se comporta como los troskistas.

Las ideas que traen y llevan son, en definitiva, las del izquierdismo español y /o españolista. Lo otro es lo dicho: una lucha emancipadora por, desde y para los cántabros sin tener en cuenta el españolismo (más o menos radical que tanto daño nos ha hecho como pueblo) ni Madrid, ni Bilbao ni nada. Con nuestra fuerzas, desde aquí, por nuestro Pueblo y nuestro País. Pero claro, por mucho que hablen en cántabru a veces, y se las den de cantabristas y socialistas, no están por la labor, como nunca lo estuvieron. El sabrá, como algunos otros de su catadura ideológica y política.
Y esto no es un problema de personas, personajes o egos. Es un problema social y nacional. Y lo primero de todo un problema ideológico, que de malas maneras en su día evitaron afrontar, y ahora ignoran.

PA

Advertisements

0 Responses to “Ejemplo de discurso reformista regionalista “cántabro” disfrazado de “izquierda cántabra””



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: