Algo de filosofía roja desde la nación cántabra: Malo y bueno sobre el Internet y nuestra realidad

Realidades, ¿siempre reales?: el Internet

En esta época que nos ha tocado vivir hay cosas que nos guste o no están ahí. Nos guste o no. Una cosa es esa, y otra muy distinta es ir sin mirar a los lados, sin analizar lo que nos rodea, lo que nos dicen, lo que aprendemos, etc.
Muchos ya han escrito que eso se hace cada vez más difícil en este mundo, básicamente por la velocidad en la esta sociedad –sistema se mueve. Claro que lo que no dicen mucho es que eso está calculado precisamente para eso. Y los resultados son, para los que controlan el cotarro, muy buenos. Como la información general accesible para la gente: se paso de apenas tener, a tener algo más pero censurada, a tener más información algo menos censurada pero más manipulada … para llegar ahora, sobre todo por el Internet y otros medios modernos a tener una avalancha de información, también con censura, donde la manipulación se hace más difícil si cabe de distinguir.
La realidad es que en este Sistema que conforma la sociedad, por mucho que se diga, seguimos sin estar informados como deberíamos. Y encima, la información es como una herramienta: se puede tener pero si después no se sabe usarla, sirve de poco. Esto, por desagracia pasa a un nivel masivo. Y esto es consecuencia, una vez más, de las políticas deliberadas capitalistas e imperialistas (españolistas en nuestro caso cántabro).
El internet por ejemplo. Si estás leyendo esto, es por qué hemos hecho uso de la misma herramienta. Eso sí, este nexo se pierde de la que nos apartamos de la pantalla, el ordenador y volvemos a la verdadera vida real. ¿Quiere decir esto que el Internet no es real? Todo apunta a que es real, a que existe, pero claro la dimensión que se le da el punto clave. El Internet, que parece que es todo, curiosamente es parte y pequeña de la verdadera vida real. Todo lo que consigues a través de él básicamente virtual (no de virtuoso): los foros, las páginas, los vídeos, el porno, el facebook, etc. Es un mundo paralelo que a veces se interrelaciona con el real, y esto pasas menos de lo que nos creemos.
Y decir esto se basa en ciertos aspectos. Para empezar nos han hecho creer que en Internet existe la total libertad y la total igualdad de expresarse para todos y todas, seas una compañía seas un individuo, seas una organización o un grupo de amigos. Esto es FALSO. Hay estudios, poco publicitados claro, que demuestran que, sin ir más lejos: el dinero cuenta igual que en la vida real. Cuanto más dinero tengas e inviertas más espacio tendrás y más fácil será que la gente te conozca en “la red”. Esto, por tanto es como en la vida real. Y es un aspecto malo. Muy malo. Es como los que no caemos bien a los poderosos, a los que controlan el cotarro y tienen los dineros: que el espacio de expresión para poder llegar a la gente, a nuestros paisanos cántabros es prácticamente nulo. Y no hablamos ciertos “izquierdistas” .
Por otro lado, en parte por lo dicho antes: en Internet en principio si se pueden “colgar” cosas, pero claro, es un espacio muy grande y puede que se cuelgue algo que apenas nadie tenga oportunidad de verlo, porque no sabe que está ahí, o no sabe “llegar”.
Aquí tenemos que tener en cuenta que las “interferencias” que sufrimos algunos y algunas páginas, blogs , etc,, son provocadas. Y esto no es tener una mente “conspiratoria”, es simplemente saber una poco lo que hay. Es como los periódicos escritos y los periodistas : los que siguen, más o menos la líneas marcadas y aceptables tienen muchos menos problemas que los que no las siguen. En Internet esto también pasa pero claro nos damos menos cuenta, pues al ser un espacio virtual no vemos abiertamente a los “jugadores”. Muchos de los problemas se pueden atribuir a problemas técnicos, y claro puede ser verdad en casos, pero en otros muchos estos problemas técnicos son provocados.
Internet lo que da, y eso es verdad, es la sensación de libertad. Libertad de ver lo que quieras sin que nadie te diga nada, libertad de escuchar lo que quieras, libertad de leer, libertad de expresarte libremente. Pero esa libertad aparente es bastante menos real de lo que aparenta, y por eso se queda más en una sensación que en una realidad absoluta.
Partamos que ni siquiera el Gran Hermano ( EEUU, Israel, la OTAN) ni los distintos pequeños Gran Hermanos (por ejemplo en nuestro caso España,) tienen capacidad absoluta de nada. Ni siquiera en el espionaje. O por decirlo de otra manera por mucho que controlen no tienen control 100%, absoluto. Y esto en parte es porque el ser humano no puede, por naturleza alcanzar el 100% de nada. Y tampoco, aunque se lo crea, por medio de la tecnología que es un producto humano. Pero dicho esto cierto es que su poder de control aumenta en una grandísima medida gracias a las nuevas tecnologías.
Lo que se sabía antes de las revelaciones de Edward Snowden, este las confirmo, aunque no hubiese necesidad de ello, sabiendo la naturaleza del Sistema en el que estamos .
Entonces toda esa libertad, es menos pues nos controlan, donde y desde donde nos metemos, en lo que vemos, etc. Como el hecho de que controlan los foros, como miran los correos privados, los e-mails, etc. Como todos los datos que consiguen vía Facebook y demás los almacenan, los usan, etc. En resumen, toda libertad aparente les sirve para controlar y saber más de la gente, ver lo que piensan, cómo reaccionan, con quien se juntan en foros, etc. Aparte de saber que en Internet muchos de los “usuarios” y “participantes” de foros no son ni más ni menos que policías o agentes de servicios de inteligencia en horas de servicio.
Claro que se puede argumentar: sí, todo eso está muy bien, pero la gente puede escribir cosas como esta y otros las podemos leer.
La respuesta es que en caso de que así sea, que lo que se escribe se lee, pero a veces solo por los que no se desea, es relativo.
Es cierto en parte como también es cierto que se pueden leer cosas interesantes a través del Internet. Pero en ello Internet es un medio, no un fin ni un origen. Casi todo lo interesante que se lee, estaba ya en libros. Vamos, que el conocimiento y la información no dependen de Internet. Y se puede argumentar que antes de Internet había más conocimiento e información.
Antes para leer algo que te interesaba, como un libro, no tenias que tragarte la basura y medias verdades que se encuentran en Internet. En Internet, en la inmensa mayoría de los casos para llegar a algo interesante tienes que pasar por mucha basura intelectual e informativa. Y, por desgracia, es muy fácil que algo de esa basura quede impregnada.
Pero , vale, asumiendo que sí, que se puede llegar con facilidad a información y conocimiento interesante: ¿qué se hace con él?
Y esa es una gran pena. Muchas veces nada. La gente se ha vuelto más y más pasiva. Y parte de la culpa puede que la tenga el Internet mismo. ¿A quién no le ha pasado que ante una mal día o un enfado coja Internet y se desahogue? Y claro, una vez desahogado, se apaga el ordenador y ya se puede ir uno con los amigos más tranquilo. O en política más claro: ¿Cuánta gente se cree que por escribir cosas brillantes en Internet, por tener grandes debates en foros, por ganar a sus oponentes con argumentos mejores…ya ha conseguido una victoria política? Pero lo curioso es que nos creemos que esas victorias se trasladan inmediatamente e invariablemente del Internet a la vida real. A veces pasa, pero muchas menos veces de las pensamos.
En Internet todo parece muy claro, la gente lo tiene muy claro, es muy echada para adelante sabe de esto y de lo otro, pero después en la vida real curiosamente lo que parece es que cada vez se va a peor, que cada vez más gente traga con todo, tiene menos ganas de hacer y qué decir luchar, que incluso lo que pintan como grandes avances y victorias no son más que pequeños pasitos y victorias pírricas que no significan nada y que no tienen consecuencias.
Por eso, para acabar, que deberíamos pensar y analizar más de lo que lo hacemos.
Esta muy bien el Internet quizás, pero puede llevar a muchas equivocaciones y engaños. Y no deja de ser un mundo virtual creado por nuestros “amos” en la vida real.
Nos ponen el Internet y después nos dicen que tenemos libertad en la vida real, cuando es de todo menos cierto. En la vida real cada vez más estamos limitados, encadenados, dependientes de la voluntad de los “amos”…por mucho Internet. Y cuanto más se distancia la situación real en el mundo real con lo que se aparenta en Internet, más se vuelve este un sueño –pesadilla o mejor dicho una vía de escape para sentimientos, pensamientos y frustraciones, para intentar hacer más llevadera la mierda que vemos y tragamos día a día en la vida real. En definitiva, como una droga que se usa para huir de la realidad, pero, en el fondo, sin escapar de ella.

JL

Advertisements

0 Responses to “Algo de filosofía roja desde la nación cántabra: Malo y bueno sobre el Internet y nuestra realidad”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: