Verdades o mentiras, a veces lo que parece no es…

e1

Que nos lo digan aquí en el País Cántabro eso de que no todo lo que parece es.
Como el ir de algo no significa ser algo.
Aquí así fuese ya estariamos libres y viviendo bien apegados a nuestras raices y con respeto a cantabria y su medioambeinte, pues si fuese verdad que todos los que se dicen “cantabros, rojos, revolucionarios, independentistas y nacionalistas”.
Pero la triste realidad es que a demasiados se les llena la boca de grandes palabras, de grandes analisis, de grandeza en definitiva…
pero eso, que después en las calles del nuestro País no se les ve o se les ve pequeños. lacayos de este Sistema, lacayos anti-cantabros que va n de lo que no son, su bajeza es grande su cantabricidad pequeña
Y lo único grande que es la masa castellana y vasca que nos coloniza con la venia española, lo único que se ve grande son a los nuevo y feos edificios, lo único grande que se ve es al helicopetro y motos de la Guardia Civil y la Policía española en sus 4×4, en sus coches “negro SS”, etc.

Por cierto pongamos un ejemplo de parecer lo que no se es, y a la vez ejemplo de que se puede analizar las cosas desde las posaderas y con cabeza abajo, y ya no dando la vuelta a la tortilla sino estanpandola en el techo, pero eso sí después fardando de “gran chef” :

Prendiendo la lumbre doy con un artículu enteresante del marzu pasáu (serendipia analógicu). Es de Carlos Ruiz, presidente de ADIC y paez la rispuesta a otru anterior d´un catedráticu madrileñu que daba en proponer la esapaición de Cantabria cumo utonomía y la su unión con Castilla. Y diz Carlos:

Durante el siglo XIX a Cantabria ya se la quisieron repartir y se nos quiso integrar con diferentes regiones como si no tuviésemos entidad propia y sin contar con los cántabros. Pero si nos retrotraemos al siglo I tenemos que Cantabria era un pueblo, una nación reconocida y respetada por los romanos, siendo uno de los pueblos al que más le costó doblegar al Imperio Romano. Ya desde entonces hemos dado muchos vaivenes a lo largo de los siglos, nos han ninguneado, se han repartido nuestra tierra e incluso intentaron que olvidáramos nuestra identidad, pero al final aquí seguimos con nuestra Comunidad y nombre de siempre: Cantabria.

Nel siglu I éramos nación y desde aquella too juerin acumitías, engarras y aluchas pola nuestra supervivencia… jasta 1978, añu nel que too esu acabó y alcontramos el nuestru lugar nel mundu. El iniciu y el final, marcáu por un nombre, Cantabria. El nombre cumo quintaesencia de lo que somos y un marcu pulíticu del siglu XX cumo destinu milenariu.

Jasta que no tengamos claru que la nuestra identidá tien más que ver cona burguesía mercantil del Sanander decimonónicu que con un guerreru del siglu I, mal vamos.


Comentario: sin comentarios.
Bueno, solo uno:
Somos nación le pese a quién le pese. Que estemos como estamos no quita ese hecho.
Lo que se dice aquí es como decir que para defender los intereses del Pueblu hay que apoyar al Banco de Santander y a Botin.
O como que para luchar por el Comunismo hay que hacerse Nazi.
O como que si quitamos las vacas y construimos carreteras y pistas pa los colonos papardos defendemos la Naturaleza y la ganaderia cántabra.
En cuanto al de ADIc, aquí se es un veleta y despues alguno te llamara consecuente.
“Aunque parle cona U, y allá la o el anticántabru allá se ponga el labaru …que anti-cántabru se queda”
Vergüenza ajena y más…

Advertisements

0 Responses to “Verdades o mentiras, a veces lo que parece no es…”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: