Libia y “el comunismo revolucionario”, Prt.1 (respuesta a “Odio de Clase”)

A principios del s.XX, y durante muchas décadas, Comunismo [ Cumunismu en cántabru, la lengua nacional cántabra – lengua que esta casi extinta, como nuestras verdaderas y tradicionales formas de vidas (apegadas desde el respeto a la mar y la tierra) y con ello la nación oprimida cántabra, gracias al imperialismo español -y sus lacayos regionalistas- impuesto por las armas y el genocidio desde 1937, y que nadie parece querer enfrentar de verdad, radicalmente, desde la izquierda cántabra, ni siquiera los maoístas esos que son tan “radicales”] era sinónimo de Revolución.

De hecho, por todo el mundo el Cumunismu sigue siendo sinónimo de Revolución, sigue siendo y generando praxis revolucionaria en todas sus facetas. Pues Revolución es praxis (y teoría) revolucionaria. En Cambera Roja entendemos que para ser cumunista lo primero que hay que ser consecuente entre lo que se “predica” y se hace (lo mas posible, y para esto lo primero hay que querer serlo e intentarlo de verdad).

Hace pocos años, en una conversación personal por estas tierras, la reacción ante la pregunta de “te consideras comunista pero, ¿eres revolucionario? ” fue en esta línea y la persona aludida contesto con razón: “¡si ser comunista es ser revolucionario!”.

Teóricamente claro que sí. Ya esta dicho. Pero al ver lo que esa persona entendía con su praxis real, anterior y posterior a dicha conversación, por “ser revolucionario” (y por tanto que entendía por revolución), habría que haber preguntado primero que entendía por ser comunista para despues haber preguntado que entendía por ser revolucionario.

Y es que, en la izquierda, lo de considerarse comunista e inmediatamente  “ser revolucionario” es como a nivel general y personal lo de considerarse buena o mala persona.

La tendencia de la inmensa mayoría es considerarse buena persona, o por lo menos no considerarse mala persona. Por desgracia buenas personas de verdad, hay muchísimas menos que una mayoría. Y no entraremos a considerar que hay bastantes mas malas personas que buenas – esto se piense de verdad aunque no deja der ser una opinión (alguien podría decir que es subjetivo). De hecho la mayoría estan en el medio: ni malas ni buenas personas. Claro, ni frío ni calor…pero resfriau que diría algun paisanu.

Por tanto, y empezando por las tierras cántabras (desde Carranza a Ribadesella, desde Guardu a Castru, desde Santander a Amaya…), lo que quizás haya que empezar a preguntarse y a preguntar es:  que se entiende por ser comunista y que se entiende por ser revolucionario.

Muchas y muchos por todo el mundo lo tienen-tenemos claro. Como también se tiene claro, quizás mas, que es NO ser revolucionario y por tanto que es NO ser comunista. Como tenemos claro que es NO ser patriota cántabro ( aunque se las den de ello socialistas, descarraidos nacionalistas, etc).

Pero a día de hoy, parece que como hay socialistas del s.XXI, tambien hay comunistas y revolucionarios del s.XXI, aunque nadie se etiquete asi, y es quizás demasiados van de lo que no son. Pero dejemos este tema mas general pa prau. Basta de divagar.

Esta es la primera parte o introducción para la respuesta concreta a un artículo de los comunistas-maoístas montañeses.

p.d: las y los que sigan un poco este blog y otros sabrán que hay una contienda ideológica (en las facetas social y nacional sea dicho de paso) entre éste y  Odio de Clase sobre todo, al que desde Cambera Roja en los últimos tiempos nos hemos referido con frecuencia. Contienda no declarada pero da igual: lo importante son las ideas y la práctica.

Y como estamos en el mundo virtual, donde la práctica real es imposible por definición, el debate, la pelea, gira casi en exclusiva entorno a las ideas, a las palabras (y es que un debate virtual jamas podrá sustituir a un debate real, cara a cara, con papel y boli)… 

Claro que después de debatir exclusivamente sobre lo dicho/escrito para tener el cuadro completo, se debe de acabar de pintar con el conocimiento de  la practica real en donde sí la puede (y debe) haber, que es en las calles de nuestros paises, en nuestras naciones, en nuestra via real, fuera del mundo virtual.

Y es que existe un abismo de incoherencia entre lo que algunos/as  dicen/escriben y lo que después hacen en la vida real, una vez apagan el ordenador. 

Internet es un mundo virtual, aparte de otras muchas cosas (como toda la info que saca el propio Sistema Capitalista),  tras el que muchos se escudan para no hacer nada salvo aturdir y aleccionar a los demas con soflamas ultrarrevolucionarias sin conexión con su praxis, para después dárselas de revolucionarios por saber citar a Lenin, Stalin o ser capaces de escribir mas o menos bien.

0 Responses to “Libia y “el comunismo revolucionario”, Prt.1 (respuesta a “Odio de Clase”)”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: