Documento (en castellanu) de los prisioneros disconformes desde la prisión máxima seguridad británica de Maghaberry (Eire) – Basta de vejaciones a los prisioneros republicanos irlandeses y de incumplimiento de los acuerdos alcanzados-

Introducción

Contenido en este documento, nosotros, un grupo de prisioneros republicanos disconformes encarcelados en la prisión de Maghaberry, exponemos los antecedentes de nuestra continua lucha dentro de la cárcel, y de los hechos relevantes hasta ahora, que han contribuido a los debates en la toma de decisiones sobre la estrategia de futuro.

En todo momento, nuestras decisiones se han tomado manteniendo nuestros principios republicanos, la integridad y la identidad intacta. Hemos continuado resistiendo a cada oportunidad la política británica de criminalización, tal como los republicanos lo han hecho a lo largo de la historia de la lucha dentro de las prisiones.

 

 

Antecedentes

Tras el cierre de los ”H-Blocks” de Long Kesh, la prisión Maghaberry se convirtió en la única cárcel de “alta seguridad” dentro de los Seis Condados. Inmediatamente, los británicos pusieron en marcha un sistema en el cual todos los prisioneros serían tratados como criminales. Ningún prisionero republicano tendría los derechos por los que los republicanos habían luchado durante años dentro de las prisiones, a través de huelgas de hambre y protestas, y que habían ganado.

A lo largo de los años, los presos republicanos se han mantenido firmes contra la criminalización. Sufrieron la brutalidad, ansiedad extrema y la preocupación por sus familias a las que, en algunos casos, no habían visto desde hacía años. Por aquellos que dieron sus vidas, tenemos el deber de proteger ese legado.
Una vez que esta política de criminalización se introdujo en Maghaberry, inevitablemente llevó a los presos republicanos a oponerse a la misma, lo que resulto en acciones de protesta. Como parte de esta política, se esperaba que los republicanos estuvieran presos junto a los lealistas* y delincuentes en bloques compartidos, en un encierro continuado (en algunos casos, las 24 horas del día) y sometidos repetidamente a registros corporales humillantes y degradantes, entre otras medidas draconianas.

Después de un período de protesta el Sistema se vio obligado a actuar, a reconocer que los republicanos eran presos políticos que no serían tratados como criminales. Los británicos pusieron en marcha una ” revisión” y el 8 de septiembre de 2003 se aceptaron las conclusiones del Informe Steele. Este informe acepta que los presos republicanos deben ser alojados juntos, separados de lealistas y los delincuentes. Sobre la base del informe de Steele, junto con otras garantías y compromisos, los presos republicanos terminaron con las acciones de protesta.

Para este propósito fueron construidos dos nuevos módulos dentro de Maghaberry: “casa Roe” para los republicanos y “casa Bush” para los lealistas. Ambos módulos contaban cada uno con su propio recinto y fueron dotados con medidas adicionales de seguridad, tanto interna y externa. Inmediatamente al entrar en la ”Casa Roe” un régimen de criminalización se puso en marcha, el cual fue diseñado de nuevo para controlar, degradar y criminalizar a los presos republicanos. Esto fue parte de una política descarada de incumplir los compromisos adquiridos los cuales condujeron al final de la protesta.

Su régimen diario significaba que los prisioneros no podían asociarse como una unidad, sino que estaban fuera de sus celdas por grupos o “aterrizajes”. Fueron encerrados en las celdas hasta 22 horas al día y se esperaba que comiesen todas las comidas en sus celdas (el mismo lugar en el que utilizan el inodoro y se lavan). Esto fue parte de una política de “individualización” utilizada contra los prisioneros republicanos.
Cuando el Informe Steele fue publicado y se dieron futuras garantías, los presos habían logrado mucho y establecido una fundación firme. El hecho de que a los republicanos se les diera su propio bloque fue, en sí mismo, era el reconocimiento de que eran “diferentes” de otros presos y que merecían ser tratados de de la misma manera. Sin embargo, en realidad, se vieron a si mismos teniendo que hacer frente continuamente al Sistema y sus actividades degradantes. De hecho, la política británica de criminalización en gran medida todavía estaba funcionando. A lo largo de los siguientes años los prisioneros desafiaron al Sistema en cada oportunidad y consiguieron restaurar algunos más de sus derechos.

 

Presente

A lo largo de los años hasta el año 2010, los prisioneros siguieron presentando propuestas a la administración de la cárcel para recuperar las condiciones a las que los presos republicanos tenían derecho. Sin embargo, al igual que los intentos anteriores, fueron anuladas a la primera oportunidad por el NIO. Se esperaba de los presos el poner todas las solicitudes, incluso las más básicas, por escrito. Una vez más, esto fue diseñado para tratar a los hombres como individuos y no como un grupo. Se esperaba también que golpeasen las puertas de las celdas para pedir salir. Una vez fuera de la celda cada preso sería escoltado por tres carceleros (otra medida utilizada para controlar).
Durante todo este tiempo los prisioneros debatían con regularidad sobre el camino a seguir y la manera de desafiar al Sistema. Todas los caminos fueron explorados. Esencial en estos debates y análisis fueron los principios por los que tantos habían sufrido y muerto para lograr: que los prisioneros republicanos no son delincuentes, sino presos políticos. No vamos a aceptar nada menos.

El 4 de abril de 2010, todos los prisioneros republicanos en la ”Casa Roe” iniciaron una protesta parapetandose tras barricadas en la sala de recreo. Una vez desalojados una protesta concertada comenzó. Esta protesta dio lugar a que todos los prisioneros estuvieran encerrados durante casi 24 horas al día durante los meses de la protesta. Una decisión fue tomada y todos los presos acordaron rechazar todas las ordenes para ser cacheados al desnudo, en todo momento y sin importar cuáles fueran las circunstancias. Una vez que un prisionero se niega a una orden se le penaliza. En el caso de una visita familiar se les ofrecia un “habitaculo de visita ” al cual todos los presos republicanos se negaron. En caso de salir de la cárcel para ir ante el tribunal, etc, se les permitió continuar y volver con sólo una carga.

En ningún momento nadie fue  despojados de sus ropas y cacheado por la fuerza.

Paulatinamente los presos aumentaron las acciones de protesta y continuamente se negaron a ser degradados, humillados o criminilizados. Después de algunos meses y con el continuo aumento de la protesta (tanto dentro como fuera de la cárcel) un grupo de negociación llego a la prisión en un intento de discutir a fondo un acuerdo entre los presos y la NIO. Este ”grupo de tres” se compone de un sindicalista local, un respetado trabajador de la comunidad en Derry y un mediador de Sri Lanka.

Los prisioneros nombraron a un grupo para negociar en su nombre, representado a el colectivo. Aunque hubo numerosas áreas de contienda los prisioneros acordaron que los dos asuntos principales eran: 1. cacheo con desnudo integral y 2. control del movimiento.

La posición sobre los cacheos estaba clara – que debe terminar por su naturaleza degradante y humillante. Se creía que podría ser reemplazado por uno metodo más ‘humano’ y búsquedas menos intrusivas. Tales registros permitirían a los prisioneros la dignidad y al mismo tiempo permitirían atender las necesidades de seguridad de la administracion de cárcel /NIO. Esto, a su vez, inhabilitaria a los matones del equipo de búsqueda de cualquier oportunidad de tratar de degradar y humillar a los prisioneros republicanos. 
  
El movimiento controlado también se utilizó para ”individualizar”, ejercer control y, finalmente, tratar de criminalizar a los prisioneros políticos. Las razones que dieron para mantener el movimiento controlado, resultaron injustificadas y débiles frente a cualquier examen objetivo. Este fue también el caso de mantener separados a los grupos en el patio. Los prisioneros republicanos sabían que podían y debían demoler los falsos argumentos de la administración de la cárcel/NIO  para el tratamiento individualizado de los prisioneros republicanos. No somos criminales y no vamos a permitir que nos traten como tales.

Después de meses de negociaciones, con la participación de nuestros propios representantes por parte de los prisioneros republicanos, de los representantes designados por la admin. de la cárcel/NIO y el grupo de negociación externo (el grupo de tres), mientras al mismo tiempo la protesta en la prisión continuaba, sugerencias y ofertas que eran mucho menos de lo que se requería se nos ofrecio como una “oferta única” a través de los negociadores (del grupo del exterior). De hecho, una serie de “ofertas únicas” se nos ofrecieron antes de que finalmente consiguieramos un acuerdo que permitiera a los prisioneros republicanos un marco para establecer un ala, en sintonia a nuestra condición republicana.
  
Este acuerdo acabo con los cacheos degradantes y los reemplazó por una “búsqueda de base tecnológica”. También acabo con el movimiento controlado aunque “por etapas”, para que los carceleros del ala se pudieran “adaptar” y no se sintieran amenazados.

También se negoció otros cambios importantes en nuestro beneficio colectivo: el tiempo fuera de las celdas aumento drásticamente de un par de horas al día a estar fuera de ellas de 8:30 a 20:00 todos los días ( salvo los domingos, este día  hasta las 16:30, pues la cárcel “se cierra” antes). Se conecto una pista de césped a la que sólo se tenia acceso durante dos horas a la semana  a nuestro patio de ejercicios ya existente, como una extensión del mismo, para así ser accesible en todo momento que estamos fuera de las celdas. Por estas, junto a otras condiciones, se negocio y luchó larga y duramente.

Se sabía de la protesta que se inició el Domingo de Pascua -04 de abril 2010- que algunos presos eran menos entusiastas que otros al respecto. Algunos no querían tener nada que ver en absoluto con ella. A veces resultaba extremadamente desmoralizante y cansino tratar de mantenerles “a bordo”.

El acuerdo alcanzado el 12 de agosto de 2010 fue un acuerdo que aceptaba nuestro derecho, como republicanos, a ser tratados con respeto y dignidad.
  
Nosotros, los representantes de los prisioneros, mas los negociadores externos (el grupo de 3) y los representantes de la cárcel/NIO, todos firmamos el acuerdo como un “vínculo” de nuestras sinceridades, el mantenimiento de todo lo que habíamos acordado en primer término y el final de los cacheos al desnudo. Se incluía en este apartado el fin de la degradante política de búsqueda bucal, por la cual se suponía que los prisioneros republicanos tenian que mover la lengua de lado a lado y luego de hacia arriba hacia abajo. Conversando con los carceleros ( previamente a dicha búsqueda) bastaría para demostrar que no se ocultaba nada en la boca.

Es importante destacar también, el acuerdo del final del movimiento controlado y la “introducción progresiva” de la “libre asociación”. A los gobernadores se les dijo y aceptaron que ningún prisionero republicano tendria de nuevo que golpear en la puerta como un medio de conseguir la atención de los carceleros, sino que usaría los telefonillos de la celda, lo que en algún momento había dado lugar a penalizaciones por su utilización en circunstancias de ”no emergencia”.

Otras acciones que utilizaban habitualmente los carceleros se desafiaron y cambiaron con el principio fundamental de la creación de un ala republicana y ser tratados como prisioneros políticos.
  
Nosotros, los contribuyentes de este documento, fuimos algunos de los signatarios del Acuerdo de 12 de agosto. Hemos sostenido y luchado por todo lo que se acordó, mientras que otros durante las largas negociaciones, y en numerosas ocasiones, estuvieron dispuestos a aceptar mucho menos.
  
Nuestro análisis de este acuerdo es el 100% correcto – los facilitadores (el grupo externo de 3) tienen conocimiento y han aceptado nuestro análisis. Estamos firmemente dispuestos a negarnos ceptar nada menos.
  
Una vez más, como ocurrió en 2003/4, la administracion de la cárcel/NIO ha tratado de renegar de lo que acordaron. Esto ha resultado en cacheos al desnudo forzosos y la brutalidad en contra de nosotros, los prisioneros republicanos no conformes. Y eso que en el Acuerdo de 12 de agosto los cacheos al desnudo fueron sustituidos por la búsqueda mediante metodos tecnologícos! Nos mantenemos firmes en el Acuerdo del 12 de agosto y nos negamos a ser desnudados. Desde la admin. de la cárcel/NIO están tratando de quebrantar nuestra voluntad por la fuerza y la brutalidad, y luego tienen el descaro de “penalizarnos” por desobedecer y no cumplir una orden directa.

Nosotros, los prisioneros republicanos disconformes, hemos soportado, solo entre nosotros, más de 30 registros corporales desde la firma del acuerdo.

Durante el proceso de demanda de uno de nosotros camaradas para salir a una revisión judicial, un abogado administrador de la cárcel/NIO comentó en un DVD que lo que habia visto en los cacheos forzosos de nuestro compañero (que está en remisión de cáncer testicular) era “bárbaro”. La administracion de la cárcel/ NIO está tratando ahora de obtener todos esos DVD’s sobre las cacheos forzosos para excluirlos de ser parte de la revisión judicial que se celebrará el 25 de febrero de 2011.
Durante estos cacheos al desnudo forzados llevados a cabo por los conocidos matones del equipo de búsqueda todo tipo de lesiones se han infligido, desde graves magulladuras en las muñecas, a esguinces y una ‘sospechosa’ fractura de nariz . Es muy significativo que todos los cacheos al desnudo forzosos y la brutalidad se han producido después de la firma del acuerdo. Ningún prisionero republicano fue despojado por la fuerza de sus ropas durante la protesta al negarse a cumplir dicho cacheo. Un preso republicano fue torturado y sus ropas fueron cortadas durante las primeras etapas de la protesta, pero esto se hizo para intimidar al resto de los prisioneros republicanos. Esto dio lugar a que la protesta de inmediato se intensificó y toda el ala republicana fue destrozada.

Se han producido otras violaciones del acuerdo por parte de la Administracion de la cárcel/NIO y nosotros continuamos resistiendonos a ellas – incluyendo el intento de reintroducir la degradante “busqueda bucal”.  Nosotros, los prisioneros republicanos disconformes, nos negamos a abrir la boca y cada vez que íbamos a una visita legal o familiar posteriormente fuimos ”penalizados” por ello. Como resultado de esto se negaron las visitas legales y las visitas familiares durante aproximadamente seis semanas, hasta que el administrador de la cárcel se nos acercó y dijo que las reglas de la prisión relativas a la búsqueda bucal sería “alterada” y que si conversabamos con los carceleros entonces no se requeriría la búsqueda bucal (como por el acuerdo que ya habíamos alcanzado). Los otros presos (mencionados anteriormente) no perdieron ninguna de las visitas o recibieron penalizaciones, ya que aceptaron las búsquedas bucales cuando se les requirió.

En estos momentos estamos peleando en los tribunales, a través de una revisión judicial, contra el uso degradante de los registros corporales. Seguimos siendo forzados al desnudo y tratados con brutalidad cada vez que alguno de nosotros se presenta a los tribunales en relación con algun “juicio”, etc, a pesar de que el equipo tecnologico de búsqueda ya está en uso para todas las demás circunstancias, en las que antes habia cacheos al desnudo.

Independientemente de los resultados de nuestra revisión judicial, vamos a seguir luchando por nuestros derechos – como los prisioneros republicanos han hecho siempre.

No vamos a ser intimidados o rotos, no importa la brutalidad que se infliga sobre nosotros.

Por la presente pedimos al Pueblo Republicano, en el país y el extranjero, que nos apoye en nuestra lucha dentro de la prisión.

Firmado:

Colin Duffy

Damien McLaughlin

Harry Fitzsimons

Gerard McManus

Brendan Conway

Kevin Barry Nolan

 

Traducido al castellanu para Cambera Roja

*  [ los lealistas son paramilitares/terroristas unionistas al servicio direct0 de la Corona británica, de ideología facista y racista; nota de C.R.]

http://republicanprisonersmaghaberry.com/

BASTA DE VEJACIONES A LOS PRISIONEROS REPUBLICANOS

BASTA DE INCUMPLIMIENTO DE LOS ACUERDOS ALCANZADOS

POR LOS DERECHOS DE LOS PRISIONEROS POLITICOS IRLANDESES

BEIR BUA!

0 Responses to “Documento (en castellanu) de los prisioneros disconformes desde la prisión máxima seguridad británica de Maghaberry (Eire) – Basta de vejaciones a los prisioneros republicanos irlandeses y de incumplimiento de los acuerdos alcanzados-”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: