A las TRES generaciones de alimentación con trasgénicos se pierde la capacidad de reproducción

Un estudio reciente de mayo de 2010 muestra las evidencias de los daños de la soja transgénica en la esterilidad y mortalidad infantil en hamsteres.

 

El biólogo Ruso Alexey V. Surov, cuenta que este estudio fué sólo rutina. Él y sus colegas se propusieron descubrir si la soja transgénica (OMG) de Monsanto, que se cultiva en el 91% de los campos de soja de EEUU, conduce a problemas en el crecimiento o en la reproducción.

Después de alimentar grupos de hamsteres a lo largo de tres años durante más de tres generaciones, aquellos que fueron alimentados con soja modificada genéticamente, y especialmente los del grupo que fueron alimentados con mayor cantidad de soja OMG, mostraron resultados devastadores. En la tercera generación, la mayoría de hamsteres alimentados con la soja transgénica perdieron la habilidad de tener crías. También sufrieron un crecimiento más lento, y una tasa de mortalidad más alta entre las crías.

Más impactante aún, algunos en la tercera generación tenían pelo creciendo dentro de sus bocas, un fenómeno raramente visto, pero más prevalente entre los hamsteres que comieron soja transgénica.

A principio de este año Surov mostraba en Doklady Biological Sciences que en raras ocasiones, el pelo crece empotrado en unas bolsas dentro de las bocas de los hamsteres.

“Algunas de estas bolsas, contenían pelos sueltos, mientras que otras contenían gruesos haces de pelos incoloros o pigmentados que llegaban tan alto como la superficie de masticación de los dientes. A veces, la fila de dientes se rodeó de un paquete de cepillo de pelo en ambos lados, los pelos crecieron verticalmente y había extremos puntiagudos, a menudo cubiertos con trozos de un tapón de moco” (Es flipante esta descripción, pero la realidad hay que verla, pués estamos hablando del futuro genético de nuestra especie y los demás seres vivos que nos acompañan en este mundo). 

El estudio, ha sido realizado conjuntamente por el Instituto Surov de Ecología y Evolución, de la Academia Rusa de las Ciencias y la Asociación Nacional para la Seguridad del Gen.

Surov dice que estos efectos pueden no ser sólo por la modificación genética. Además de los transgénicos, que pueden ser contaminantes, están añadidos los residuos de los herbicidas asociados a estas plantas como el glifosato (roundup). Por lo tanto la soja transgénica, lleva siempre la doble amenaza del contenido más alto de herbicida junto con los efectos secundarios de la ingeniería genética.

Desórdenes reproductivos de la alimentación transgénica.

Los hamsteres de Surov son sólo los últimos animales que han sufrido desórdenes reproductivos después de consumir transgénicos. En 2005, Irina Ermakova, también con la Academia Nacional Rusa de Ciencias, informó que más de la mitad de las crías (50%) de los madres hamster alimentadas con soja transgénica murieron en el espacio de unas tres semanas. Esto fué cinco veces mayor que el 10% de la tasa de mortalidad del grupo alimentado sin soja transgéncia. Los cahorros en el grupo OMG eran también más pequeños y no podían reproducirse. Esta es la diferencia:

En una coincidencia, después de los ensayos de alimentación de Ermakova, su laboratorio comenzó a alimentar todas las ratas de las instalaciones con comida comercial para ratas usando soja transgénica. En el plazo de dos meses la mortalidad infantil de las ratas de la instalación había alcanzado el 55%..

Ermakova encontró también cambios significativos en el color de los testículos, incluyendo células dañadas en espermatozoides jóvenes. Por otra parte el ADN de los embriones de los padres ratones alimentados con soja OMG, funcionaba de manera diferente.

Un estudio del gobierno de Austria (país en el que está prohibido el cultivo de transgénicos) mostraba que cuanto más maiz OMG se daba a los ratones, menos cachorros tenían, y más pequeños eran los cachorros.

El agricultor Jerry Rosman, de Iowa, EEUU,  también tuvo problemas con los cerdos y las vacas que se volvían estériles. Después de meses de investigaciones y pruebas , finalmente relacionó el problema con el maíz transgénico. Cada vez que un periódico, revista o programa de televisión informa de los problemas de Jerry, el recibe llamadas de más agricultores quejándose de la esterilidad del ganado en su finca, vinculados con el máiz transgénico. (Más abajo pongo el video con el caso del agricultor alemán Gottfried Glockner.)

En Haryana, India, un equipo de investigación de veterinarios informó que los búfalos que consumen semillas de algodón transgénico sufren de infertilidad, así como frecuentes abortos, partos prematuros, y prolapso de útero. Muchos búfalos adultos y jóvenes han muerto también misteriosamente.

Los científicos que descubren los efectos adversos de los OMGs han sido atacados, se les niega la financiación, y en algunas ocasiones han sido despedidos. Cuando Ermakova informó de la alta tasa de mortalidad en los hijos de los ratones alimentados con soja transgénica, por ejemplo, hizo un llamamiento a la comunidad científica para que repitieran y verificaran sus resultados preliminares. Ella también pidió fondos para analizar los órganos conservados, en vez de fondos, fué atacada y vilipendiada. Las muestras fueron robadas de su laboratorio, los papeles fueron quemados en su escritorio, y ella dice que su jefe, bajo presión de su jefe, le dijo que parara de hacer más investigaciones sobre OMG . Nadie ha vuelto a repetir los simples y baratos estudios de Ermakova. (Más abajo voy a poner un video relacionado con este tipo de presiones.)

En un intento de ofrecerle simpatía, uno de sus colegas sugirió que tal vez la soja OMG resolvería el problema de la superpoblación! ( Que curioso verdad. Si tú no te mueves ¿quién esperas que lo haga?)

Sourov dice que hasta el momento no ha sido objeto de ninguna presión.

Se está especulando (especulan, yo ya he concluido la especulación) que hay una relación entre la introducción de comida modificada genéticamente en 1996 y el aumento de bebés con bajo peso al nacer, infertilidad y otros problemas entre la poblacion de EEUU.  Hay muchos científicos, médicos, y ciudadanos concienciados que piensan que el público debe rechazar ser utilizado como animales de investigación para un experimento OMG masivo incontrolado. (¿Experimento?)

Alexey Surov dice, “No tenemos ningún derecho a usar OMGs hasta que comprendamos los posibles efectos adversos, no solo para nosotros mismos, sino para las futuras generaciones también. Definitivamente necesitamos estudios completos y detallados para clarificar esto. Cualquier tipo de contaminación debe ser comprobada antes de usarse, y OMG es una de ellas.”

Los principales alimentos transgénicos cultivados son la soja y el maíz. El cultivo transgénico mayoritario es la soja RR, resistente al glifosato, el herbicida más potente del mercado. Las ventajas con la que venden estos productos a los agricultores es que así no se preocupan de las malas hierbas, y tienen un grano “limpio”. Limpio por fuera, pero lleno de herbicida por todos lados, a la par que con un boleto de la ruleta genética.

Monsanto y el “buen hacer”:

Destacar, a partir de minuto 5:30, el caso de granjero aleman:

Y aquí una joya reciente:

Lamentamos hacer proselitismo de un Medio de Comunicación españolista, capitalista y antipopular, pero plasma la desvergüenza del burócrata de Monsanto y la complacencia de los perrodistas españoles, que tiñen con un más que ligero malestar, que seguramente aseguro unos rondas después de la entrevista, entre buen rollo de las partes y objetivos e ideología comunes que los perrodistas sobre todo los de altura, en su eterno manipular, lo intentan esconder ante el público (da igual que sea consciente o inconscientemente si los hechos lo corroboran y es que la realidad es aplastante, siendo los Medios de Comunicación modernos incluido desde Internet y Facebook a los “tradicionales” son las mejores armas del Capitalismo para alienar y precisamente poder desarrollar sus nefasta y locas políticas con mucha menos oposición).

¿Cuántos periodistas como estos han acabado de asesores de imagen de grandes corporaciones capitalistas e imperialistas tanto españolas como mundiales?

Mientras tanto, y por mentar Wikileaks una vez, se demuestra que España, la Opresora, fue más que un perro faldero de los yanquis a la hora de fomentar los transgénicos. El Estado español actuó  de vanguardia junto a EEUU, mano a mano, para promocionarlos a nivel mundial aun más.

Y por supuesto a nivel interno del Estado español ese fomento de hace sentir ya en las naciones que se encuentran bajo su bota imperial y “mercado común” español.

0 Responses to “A las TRES generaciones de alimentación con trasgénicos se pierde la capacidad de reproducción”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: