26 de Agosto: la fecha más negra de la Historia de Santander

     26 de Agosto de 1937, el inicio de un proceso

¡Qué lejos quedan los días de la rebeldía ante la injusticia, de la nobleza y dignidad de los cántabros! Lo dicho, solo hay un alternativa, pero siempre podemos seguir hasta ahora, igual, haciendo como que vamos bien, muy bien…

En el no tan lejano año de 1937  (muchos de nuestros güelos todavía tienen sus recuerdos nítidos) el 26 de Agosto las tropas invasoras facistas extranjeras (italianas, moras, alemanas, españolas –concretamente castellanos y navarros-) ocuparon sin gran batalla Santander gracias a los traidores a este Pueblo (entre ellos gente de responsabilidad en el organigrama republicano español en la “provincia”) que se la sirvieron en bandeja. Fueron donde las fuerzas nazi-facistas apostadas en las afueras, entregándoles un mapa con la localización de las defensas, fuerzas y con especial mención de los muchos batallones del Ejercito Cántabro que estaban dispuestos a luchar hasta la muerte y que habrían galvanizado al resto. Rendición y traición planeada y consumada, en honor a la verdad es menester recordar, a espaldas del Pueblo Cántabro y de las y los soldados del Ejercito Santanderino (como era su denominación de la época).

Las tropas cántabras no capturadas en la Bolsa de Santander y del Escudo (sufrida al comienzo del ataque y ofensiva militar definitiva contra Cantabria) se movieron hacía el Occidente cántabro, y estuvieron resistiendo hasta el final en territorio cántabro, días después de la caida del frente asturiano (el puerto de Gijón concretamente). Pues, a diferencia de la versión generalizada,  el último territorio en caer en el “Frente Norte” fue y es cántabro. Nuestros héroes estuvieron luchando y peleando rodeados, sin refuerzos en el Mazuco, pico situado al Occidente de Cantabria; resistieron  junto a combatientes astures y a comunistas vascos…Pero esas son otras historias.

Recordar que en la Campaña contra Cantabria es donde mas prisioneros hicieron los facistas, y eso que curiosamente y a diferencia de otros territorios, si hubo voluntad de lucha, de pelea y de resistencia desde el principio. Solo en Santander se hicieron a 60.000 cántabros prisioneros de guerra  republicanos (entre ellos algunos batallones foráneos, pero estos en numero testimonial)… ¡A pesar de las derrotas y la traición (y que es peor que la derrota, de muchos altos responsables republicanos de “la provincia”, el Pacto de Santoña,. etc)  muchos miles de nuestros combatientes, de soldados cántabros, se retiraron hacia el Oeste sin parar de luchar!, probando con ello falso esa supuesta minoría de los antifacistas, la supuesta falta de voluntad de lucha y apatía contra el facismo del Pueblo Cántabro. Pero esto también son otras historias…

El 26 de Agosto invadieron, como íbamos diciendo, Santander. Pero concretamente la Santander Roja, esa ciudad de controversias, que bullía con actividad cultural propia (y autóctona), social y política (de unos y otros)  y que se la denominaba por estos motivos “la Atenas del Norte”.

Esa Santander que ya no existe pues la exterminaron casi en su totalidad los facistas que la ocuparon;  hasta hoy continuan con el trabajo  los españoles que quedaron como autoridad colonial. Y eso es lo que somos a día de hoy, una colonia;  y Santander no mas que un mera “Marbella del Norte”…quedando muy atrás la época de esplendor y diversidad cultural, la Santander cántabra y popular, la Santander de y para los santanderinos de verdad.

En el 37 se inicio este camino ( fue el inicio de un proceso que llega hasta nuestros días) para dejar Santander sin santanderinos, y sobre todos de los santanderinos mas concienciados social, política y nacionalmente.  Muchos salvaron la vida dejando atrás su nación mediante la triste –y masiva- diáspora cántabra que se dio en muchos de nuestros puertos. De los que se quedaron cientos de familias chanis (de Santander) fueron obligados a emigrar, pasando la mayoría a ser parias y marginados bajo el nuevo régimen colonial español (y facista, que como la historia demuestra es lo secundario en la Historia de España, pues se les podría denominar también neovisigodos o neoinquisidores, pero todos españoles eso si) condenados por el invasor a la pobreza e incluso el hambre. Esta es una de las razones por las que la inmensa mayoría de los “macarras” de verdad de hoy en los barrios de Santander (y se podría decir a buen seguro de toda Cantabria) son los descendientes de los perdedores de ayer. [ Menos politizados y concienciados por desgracia que sus antepasados gracias entre otros al trabajo del des-Gobierno de esta CCaa. ¿Cuantos rojos murieron bajo los cascos rojigualdos del Caballo que asolo en los 80 y principios de los 90 este País Cántabro?]

En el S.XXI, después de haber asesinado, expulsado, hecho enfermar o desplazado a miles y miles de santanderinos, les han sustituido por colonos principalmente castellanos (Madrid-Castilla). Aparte iniciaron una nueva fase que ya tienen bastante desarrollada: castellanizar y apijar por completo nuestra ciudad. En definitiva su objetivo no declarado pero obvio es:  borrar nuestro pasado, manipular nuestra Identidad y exterminar nuestra esencia.

La modificación urbana y arquitectónica de un espacio, en este caso ciudad, es un elemento principal, básico en todo esto. El centro Botín es un colofón a todo este gran y multifacético proceso, aunque a buen seguro no pare ahí y se le sumen nuevas propuestas.  Hoy por hoy, ya no es tanto un tema de ideologías que de honestidad, dignidad, respeto ( a la verdad, a la justicia, a nuestros antepasados, a nuestro diverso patrimonio), de ser humano, de ser cántabros honestos aunque se sea de derechas (que no facista-falangista).

Masacraron a nuestro Pueblo, cometieron un genocidio que minusvaloran (adrede) y que nos cuelan como algo que “ya paso”, y ahora que han desunido en gran medida a este Pueblo Cántabro…nos están colonizando masivamente y se están terminando de cargar un Patrimonio milenario, el nuestro. Todo esto, y lo que nos esta pasando en estos momentos, es parte del proceso (como el inundar a nuestra juventud con drogas, ayer Heroína hoy Cocaina) que se inicio gracias a la invasión facista y que en Santander tiene esa negra y triste fecha del 26 de Agosto.

¿Cómo resumir este sangriento, impositivo y aculturizador proceso que sufrimos desde 1937  hasta hoy,  2010? Es sencillo: Perpetuación de la impunidad de los asesinos, ocultamiento y olvido de un Genocidio ( el cántabro)  …  sucedido en mitad de Occidente… mientras se destruye nuestra Tierra y se extermina la verdadera Identidad Cántabra (que no la hispánico-revillil o regional-católica).

O dicho de otra manera: De “la Atenas del Norte” a la “Marbella del Norte”  a golpe de (por orden “de aparición”) pelotones de fusilamiento, de bayonetas, de desplazamientos y expulsiones forzadas, de campos de concentración, de represión política (con casos de presos políticos cántabros bajo “el franquismo”  ¡que salieron en los 80! ya en “democracia”), de ahogamiento social y económico del Pueblo, desmantelamiento económico (ataques, cerco y asfixia de la pesca, ganadería, industria, venta ambulante…para convertirnos en una colonia turística) e inundar las calles con drogas, de muertos, de marginación, de destrozar barrios obreros y zonas de patrimonio arquitectónico incluso matando vecinos, etc.…  

Conclusión:

Las y los cántabros de hoy en día, que se sientan de verdad cántabros (abstenerse revillistas), que respeten a este Pueblo, a este País y su Historia, que sean básicamente honrados y honestos y que sientan aprecio por la verdad  tenemos solo una alternativa si queremos tener algo de dignidad:

Denunciar la manipulación y ocultación histórica del genocidio que sufrimos y que, sobre los cuerpos de miles de cántabros asesinados,  cambio el mapa social, nacional, político y económico de Cantabria hasta el presente; defender la Memoria de los “vencidos”-el Pueblo Cántabro- , de nuestros muertos  y de sus sufrimientos; en definitiva: defender la verdad.

Y esta es la unica alternativa que existe pues la realidad del momento (desde hace mucho tiempo ya) es ahogar la memoria de nuestros güelos, de hacer como que aquí no paso nada, olvidar el recuerdo de nuestros mayores,  que no nos importen los sufrimientos que pasaron los que hicieron posible que nosotros estemos aquí, así como despreciar nuestra Historia y de este manera, indirectamente, despreciar a Cantabria, “pasar” de que se sepa la verdad, paso obligado si algún día se quiere hacer justicia… En definitiva, hacer como que aquí todo marcha bien y que la situación que ahora sufrimos cayo un buen día del cielo; pero eso si, aunque en las guerras todos cometen “atrocidades”… es que los “rojos” fueron unos provocadores…

 

0 Responses to “26 de Agosto: la fecha más negra de la Historia de Santander”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: