We, CANT

Yes: WE, CANT

mas divagaciones varias…

 

Julio, pleno verano año 2010 después de Cristo.  Sería el año 2210 si contásemos los años desde que nuestro País fue nombrado en un texto histórico, en este caso romano, siendo el autor de la cita Marco Poncio Catón.

Hagamos como que da igual y de momento dejémoslo en que estamos en el s.XXI. Concretamente,  siguiendo el calendario cristiano, estamos  finalizando la primera década del mismo.  Estaríamos al final de la década número 21 por el calendariu cántabru. Y no seguiremos por esta senda pues, con todos los respetos por los buenos y honrados cristianos, también podríamos decir que antes que Jesucristo muriera en la Cruz, cientos de cántabros sufrieron ese terrible castigo por defender su libertad, por rebeldes insumisos, por patriotas que lucharon por Cantabria contra los invasores (en ese caso romanos)…  siendo crucificados hasta la muerte y expuestos en las Vías Romanas (las primeras autovías) que llevaban a la Capital Imperial romana. Para su sorpresa, resulta que nuestros antepasados morían riéndose a la cara de sus verdugos, cantando sus canciones (por lógica referentes a Cantabria, de guerra…aunque quizás algún historiador o experto de la U”C” diga un día de estos que lo que de verdad cantaban eran temas de Bustamante, el Himno de España y en el mejor de los casos algún tema del ínclito Roberto Diego). Pero basta ya de Historia…

Mediados de Julio. No ha hecho una semana del triunfo de la Selección Española de Futbol. Toda España (ECC, FCC, Telefónica, BBVA, Banco Santander, San Miguel, etc) y su Estado se volcaron durante semanas (e incluso meses) con el Mundial, esperando el resultado final. Campaña de propaganda española masiva, por tierra, mar y aire. Españolismo a raudales, los facistas en su salsa. Incluso muchos paisanos de bien arrastrados por esta marea. Y por desgracia, alguno que otro, ya hace mucho tiempo alienado, rebuznando las tonterías de la TV orgulloso. Es lo que tiene estar a la “moda”.

Por todo esto ahora es buen momento para hacer el necesario análisis de lo que ha pasado (que ya se sabe bastante bien) y las consecuencias para nuestro País Cantabru.

Para empezar, lo antes dicho: una gran ola de españolismo vomitada por periódicos, radios, TV, Internet;  gran cantidad de banderas españolas en domicilios particulares, más la de los comercios y las colocadas por las “autoridades” polacas ya antes del Mundial.

Todo esto dio la impresión de una españolización enorme y profunda del Pueblu Cántabru, algo desmoralizante para muchos (como no se puede ser facista y antifacista al mismo tiempo, por incompatibilidad manifiesta  – ya que España y la CC.AA. suponen la destrucción de Cantabria y la desaparición de nuestro País-  tampoco se puede ser cántabru y españolista).  

Y esta es la impresión -calculada desde “arriba”- que se podía tener antes del Mundial y durante: de general y profundo españolismo del Pueblu Cántabru . Y esto a las “autoridades” y vasallos les servía para, una vez mas, adaptar la famosa tontería esa de que “los cántabros somos de derechas”, y por tanto españoles, y mucho.

Esta claro que estan intentandonos colonizar aun mas (ya han avanzado mucho en 10-15 años) y hacernos entrar en su juego y tratando de imponernos sus formas de pensar (aparte de las yankis, las del estilo pijo-macardo/belenesteban o cocainomano-pijo”chungo” pero vasallo/OT  basicamente…todas “mu ehpañolas”) de mil maneras distintas e incluso diferentes, siendo el Mundial una de ellas, eso si,  muy buena para ellos. 

Pero es que resulta que sin ni siquiera haber hecho una semana del “glorioso” triunfo de unos mercenarios multimillonarios, prostituidos al servicio del facismo institucional, la mayor parte de los trapos españoles, salvo los institucionales, han desaparecido de nuestra geografía. Bien es cierto que se ven todavía unos cuantos, pero tampoco tantos : estos son los de los españolistas recalcitrantes, colonos o cántabros, da igual. No deja de resultar curioso que la mayoria de las banderas ehpañolas se vean en urbanizaciones de las nuevas, en casas reformadas-deformadas con nuevos dueños, mansiones…

Y esto la esencia del presente artículo: ¿cuantos colonos viven entre nosotros?  

“España esta de moda” se pudo oír por aquí esos días. Además de su Selección de Futbol… estaba Nadal, la F1, las motos, etc. Ese era el centro del panorama informativo español: los deportes (el deporte-negocio mejor dicho). La dependencia de un País del Turismo indica subdesarrollo. Que el panorama informativo y que haya pasado todo lo que ha pasado en España a raíz del Mundial y la victoria, es un indicador del subdesarrollo intelectual de las masas españolas, de la incultura general, y sobre todo de ignorancia socio-política.

Pero en este cacho de nuestro pequeño País afortunadamente se puede decir que al final, no fue para tanto. ¿Y cual es el problema de las modas? QUE SE ACABAN APAGANDO, PASAN Y SE OLVIDAN. Y eso es lo que pasa con España en Cantabria. Y lo que pasara. España es una moda. Impuesta todo hay que decirlo.

Y es que no se nos olvide que aparte de las y los que nos consideramos única y exclusivamente cántabros, la mayoría de nuestros paisanos, nuestro Pueblo, se consideran lo primero y ante todo cántabros, aunque después se digan también españoles.

 Y es que tampoco iban a ser baladí todo lo que hemos sufrido y padecido, como por ejemplo los siglos de campañas visigodas-católicas contra nuestro Pueblo, la asesina Inquisición o a destacar el último genocidio que hemos sufrimos el Pueblu Cántabru, y hace pocas décadas de hecho:  la cruzada nacional-católica española.

Y otra cosa importantísima que muchos no han tenido en cuenta, es que para analizar con rigor todo esto hay que saber y diferenciar entre población indígena y los colonos.  De los portadores de esas banderas, gorras y camisetas españolas…de los que pusieron y mantienen trapos de España en sus casas… ¿cuántos son castellanos por ejemplo, o vascos españolistas?, en definitiva, ¿cuántos de ellos son colonos? Como hay que destacar la gran cantidad de inmigrantes de fuera del Estado español, destacando a los procedentes de Sudamérica, que haciendo proselitismo español ayudaron a la campaña de españolismo que sufrimos. Y muchos, para analizar la realidad del Pueblo Cántabro, meten a todos en el mismo saco : indígenas cántabros, colonos, inmigrantes varios… Esto es como si para analizar la realidad del Pueblo Indio en la época de la India colonial se metiese en el mismo saco a los trabajadores indios, a los pobres, a los cipayos, a los ricos terratenientes, a los soldados británicos y los colonos británicos, europeos y demás: no sería lógico ni razonable, no sería por tanto correcto para analizar la realidad del pueblo de la India.

Esta pregunta, de momento, a casi nadie parece preocuparle o interesarle ni siquiera en las organizaciones de izquierda cántabra: ¿cuántos colonos viven ya en este cacho de nuestro País?

Por que es indiscutible que estamos colonizados en grandísima medida, a pesar de todo. Y esto es así porque el proceso colonizador ha sido constante desde hace por lo menos 4 décadas, sufriendo un enorme empuje desde Madrid y Santander en los últimos diez años. Este proceso ha sido ideado, financiado y desarrollado desde las instancias del Poder económico, social, religioso, mediático y político (español todo ello, naciendo de todo ello el actual regional-catolicismo, radicalmente anti-cántabro) que saquean, explotan, devastan y oprimen a la nación cántabra, al milenario País Cántabru. Las clases dirigentes y poderosas se han volcado en este proceso colonizador que sufrimos.

Pero, sorprendentemente, en pleno verano del año 2010 d.C y en pleno s.XXI…existen cántabras y cántabros de la mas distinta procedencia  (claro que mas o menos concienciados, con distinta preparación socio-política, etc) en las que la llama cántabra no solo no se ha apagado sino que vuelve a crecer.

Es casi milagroso viendo lo que hemos sufrido y lo que padecemos:  esto es gracias, entre otras cosas, a la grandiosidad de Cantabria, las estrellas y el Cielu. Por tanto el orgullo pertenecer a la nación cántabra y la  esperanza de un renacer cántabro ni todos los Mundiales del mundo ganados por España, ni todas sus-vuestras leyes facistas y totalitarias, ni todos sus avances tecnológicos lo cambiaran. Podran aniquilarnos pero nunca conquistarnos.

En el S.XXI, dentro de la desigualdad de fuerzas y medios actuales, en la época de la TV,el Móvil e Internet…¡aun resistimos!. Como aun quedan paisanos que viven como antiguamente. En resumen: malamente, pero resistimos. Y eso que España gano el Mundial, y se gastaron y se gastan miles de millones en sus campañas españolistas de alienación, que aunque cosechen frutos ni de lejos los que ellos desearían…

Eso si, también esta clarísimo que necesitamos hacer mas, mucho mas. Prepararnos, organizarnos, luchar con más vigor, tener mas iniciativas….

Pero el País Cántabru todavía existe, por tanto, todavía resiste.

 

Cántabra, cántabru: cumple con tu deber, no huyas de tu responsabilidad con nuestra Madre Cantabria de defenderla, y de luchar por la Libertad. 

Ser o no ser, esa es la cuestión

We, Cant

Nos, Cántabrus

 

0 Responses to “We, CANT”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: